Connect with us

A Fuego Lento

El vínculo entre el fraude de 2006 y la Estafa Maestra

Dos veces se le ha preguntado a Andrés Manuel sobre las dos vertientes que ha tomado la investigación de la Estafa Maestra. En ambas ocasiones optó por responder redirigiendo su ‘diálogo circular’ para recordar los efectos catastróficos del fraude electoral del que fue víctima en 2006. Entonces, ¿cuál es el vínculo entre estos dos hechos?

Luego de que Emilio Lozoya y Alonso Ancira se declararan como perseguidos políticos por el caso Fertinal, Andrés Manuel respondió que su gobierno no persigue ‘ni a quienes me robaron la Presidencia en 2006’. Haciendo lo mismo cuando se le preguntó sobre si seguía pensando que Rosario Robles era un chivo expiatorio. No solo refrendó su postura, sino que culpó a ‘los de mero arriba’ por hundir al país al imponer a Felipe Calderón.

Por fin se está cumpliendo una de las demandas más sonoras de la ciudadanía: investigar el sistema de corrupción de la Estafa Maestra que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se silenció a más no poder. Pero, cuando el tema se pone a debate en el rodeo mañanero, Andrés Manuel prefiere recordar un fraude electoral y señalar al único de sus predecesores que se pone al brinco.

La estrategia es útil. Opacar el escándalo de corrupción que indignó al país, contribuyendo directamente con su elección, acusando al fraude de ser el origen de la crisis de violencia que ha aterrado a la ciudadanía desde hace una década. De esta manera, reencauza la rabia popular del gabinete de Peña al mandato de Calderón.

Pero, ¿por qué? ¿De qué sirve aplicar la caja china para usar al expanista como el escudo antibalas del priísta? Calderón no tiene vela en este entierro, pero Andrés Manuel le ha pegado un día sí y otro también con un tema para el que no tiene defensa alguna, mientras se escuda en la autonomía de la Fiscalía General para no mencionar ni por error a Peña.

Lo cierto es que, Andrés Manuel ha dejado en claro que, para él, el fraude del 2006 es el origen de todo el mal actual, con Calderón como su principal gestor. Sin embargo, ha obviado que el mismo expresidente jugó a favor de Peña en 2012, elección que también tachó como fraudulenta, negándose a reconocerlo como mandatario. Hasta 2018, cundo le reconoció eso y haber sido el primer presidente que no intervino en los comicios de su sucesión. Fascinante.

IZTAPALAPA, ¿BASTIÓN MORENISTA?

De forma inusual, Sheinbaum recibió una protesta en uno de los bastiones más grandes de Morena en la capital. Un grupo de tianguistas se apersonaron en un evento realizado en el Parque Cuitláhuac y le reprocharon la reubicación del tianguis de Santa Cruz Meyehualco, el cual ahora está en el llano denominado “Las Torres”.

Cuando el presentador pidió un aplauso para la alcaldesa Brugada, se escucharon varios gritos de apoyo; cuando se mencionó a la mismísima Sheinbaum, los gritos aumentaron, y cuando se mencionó al presidente Andrés Manuel López Obrador, la gente lo ovacionó.

Sin embargo, luego de las porras graduales, vino la protesta. Y fue tal que la mandataria no pudo esconder su desagrado por esa rechifla incómoda, pues está acostumbrada a escuchar porras en Iztapalapa. Terminando el evento, otras personas, que no eran tianguistas, se acercaron a la mandataria para solicitar solución a sus problemas específicos. Incluso, llegó el momento en que la jefa de Gobierno tuvo que delegar las responsabilidades a su equipo para poder retirarse.

Podemos suponer que Iztapalapa es bastión morenista; pero hasta hace poco tiempo era bastión perredista; pero por lo visto el día de hoy, Iztapalapa es obradorista.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones