Connect with us

Internacional

El Papa promete llevar a “lobos voraces” ante la justicia

Foto: Twitter

Tras la celebración de la santa misa de domingo, el Papa expresó que la iglesia “debe limitar los gravísimos abusos con medidas disciplinares y procesos civiles y canónicos […] la iglesia no se cansará de hacer todo lo necesario para llevar ante la justicia a cualquiera que haya cometido tales crímenes ”.

El encuentro “la protección de menores de la iglesia”, llevado a cabo del 21 al 24 de febrero, concluyó la mañana de domingo, con el discurso final del Papa, quien condenó de todas las formas posibles las acciones “monstruosas” e hizo el llamamiento a la iglesia para “combatir este mal que toca el núcleo de su misión: anunciar el evangelio a los pequeños y protegerlos de los lobos voraces”.

Asimismo responsabilizó a aquellos miembros que siendo los elegidos por dios “se dejan subyugar por la fragilidad humana, o por su enfermedad, convirtiéndose en instrumento de satanás. En los abusos nosotros vemos la mano del mal que no perdona ni siquiera la inocencia de los niños”.

También te puede interesar:
Papa pide a obispos y cardenales admitir errores

El encuentro al que asistieron patriarcas, cardenales, arzobispos, obispos y superiores religiosos, permitió delinear las acciones que idealmente debe llevar a cabo la iglesia para erradicar estos “abusos de poder”. Entre ellas, el papa Francisco señaló a “Inspire”; un paquete de medidas formuladas por la OMS para erradicar la violencia contra los menores.

Pese a que no mencionó un dato aproximado de los abusos cometidos por miembros de la iglesia católica sí hizo énfasis en que los abusos son una problemática mundial, a la que la iglesia se debe enfrentar “purificando la santidad de los pastores y reforzando el temor en dios para lograr reparar las faltas”.

El encuentro que comenzó con la expulsión de Theodore Edgar McCarrick, ex arzobispo emérito de Washington acusado de perpetrar múltiples abusos sexuales a menores de edad en Estados Unidos de Norteamérica, finalizó con el agradecimiento al pueblo fiel que “en su silencio cotidiano” demuestra que el señor no abandona.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones