Connect with us

Nación

Durazo y Cresencio Sandoval defienden a militares en Tlahuelilpan

Durazo Tlahuelilpan
Foto: Twitter.

De acuerdo con las versiones de los titulares de la Secretaría de Seguridad y la Defensa, en Tlahuelilpan se intentó dispersar a la población que acudió a recolectar gasolina en la fuga o toma clandestina antes de que sucediera la explosión del ducto.

Ambos funcionarios señalaron que el gobierno mexicano, a través de instituciones de seguridad y protocolos de Pemex, comenzaron a mantener una vigilancia e intentar eliminar los riesgos de una intoxicación o evento mayor, viéndose rebasados en número por el número de asistentes.

De acuerdo con el relato presentado por el secretario Alfonso Durazo, fue a las 2:30 cuando aproximadamente 25 elementos de la Sedena detectaron la toma en Tlahuelilpan, emitiendo el llamado correspondiente, y a las 3:45 fue cuando una gran parte de la población vecina del lugar comenzó a aglomerarse, por lo que los elementos castrenses conminaron a las personas a retirarse para evitar un riesgo a su salud o algún otro de mayor envergadura como el que aconteció.

Te puede interesar: Tlahuelilpan: se eleva a 85 el número de muertes por explosión

Bajo la misma tónica, el general Luis Cresencio Sandoval dijo que a las 5:30 de la tarde llegaron aproximadamente 60 refuerzos a Tlahuelilpan para insistirle a los asistentes al lugar que se retiraran de ahí, llamado que no fue atendido y comenzó a ser cada vez más grande el flujo de combustible, pasando de 60 u 80 personas iniciales a casi 800 que sobrepasaron cualquier intento de dispersión u obstrucción del paso por parte de los elementos de seguridad.

Ante las distintas acusaciones de negligencia por parte de distintos actores gubernamentales, Durazo afirmó que fue a las 6:20 de la tarde cuando se suspendió el bombeo de combustible por el ducto, dado que hay un protocolo que establece cuándo debe cerrarse una válvula dependiendo del nivel de presión que esta tenga. Finalmente, ambos funcionarios coincidieron al aclarar que cuando llegó el personal militar la fuga era mínima y posteriormente se incrementó, por lo que, incluso, a las 6:30 de la tarde se bloquearon las válvulas de seccionamiento del ducto para reducir el área de fuga, 22 minutos antes de que los bomberos de Tlahuelilpan recibieran el reporte por explosión e incendio por toma clandestina.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones