Connect with us

Nación

Coparmex rechaza regularizar autos ‘chocolate’

Foto: Cuartoscuro

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) se manifestó hoy en contra de la regularización de los ‘autos chocolate’ como se aprobó la noche de ayer en la Cámara de Diputados como parte de la Ley de Ingresos en su apartado de transitorios.

Mediante un comunicado, la Coparmex calificó de “furtiva e irresponsable” la incorporación de un artículo que abre la puerta a la regularización de autos ilegales denominados ‘chocolates’ por parte de la Cámara de Diputados por lo que instó a los senadores a reconsiderar esta última adenda en la revisión del documento afirmando que además de ignorar a los sectores involucrados, se fomentará la ilegalidad que representa ‘el contrabando rodante’.

La Coparmex advirtió que esta medida podría traer graves consecuencias económicas para el comercio formal, ya que la historia reciente ha demostrado que este tipo de regularizaciones generan una gran afectación a la industria automotriz mexicana provocando una caída “estrepitosa” de las ventas de automóviles y autopartes y exponenciando también la venta informal de autos.

Te puede interesar: Diputados aprueban la Ley de Ingresos; pasa al Senado para su discusión

Esta Confederación patronal también argumentó que esta medida representaría un contraste respecto a lo que se acababa de aprobar ya que los ingresos tributarios también se verían afectados de manera severa por la inminente baja en la recaudación por concepto del ISR, IVA e ISAN que derivará de la disminución de producción y ventas que sufriría la industria automotriz.

Finalmente, estos consideran que de concretarse dicha reforma se estará afectando al Estado de Derecho y lanzando una nueva señal de incapacidad por parte del gobierno federal para hacer cumplir la ley con productos legislativos de “inspiración populista” que incluso beneficiarían al crimen organizado.

La noche de ayer, la diputada Teresita Vargas, de Morena, propuso un artículo transitorio a fin de establecer una solución, en un plazo máximo de 8 meses contados a partir de la entrada en vigor, al problema de los vehículos ilegales conocidos como “autos chocolates”, en cuya defensa dijo que estos son adquiridos por gente en la frontera que carece de un sistema de transporte de calidad o se ve imposibilitado de hacerse de un auto nacional.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones