Connect with us

Nación

Con adiós a Del Mazo, AMLO inicia la construcción del futuro

Del Mazo AMLO
Foto: Carlos Montesinos

Tras la muerte de Alfredo del Mazo González, fue el presidente Andrés Manuel López Obrador quien dio a conocer la noticia a la ciudadanía del Estado de México. Ante el mensaje, la ciudad de Tlalnepantla despidió con rechiflas al segundo de tres gobernadores llamados Alfredo del Mazo.

López Obrador llegó a la explanada del Ayuntamiento de Tlalnepantla siendo recibido por una multitud de seguidores para iniciar la marcha de su programa de Jóvenes Construyendo el Futuro con el que busca atender a los llamados “ninis”. Ya desde antes de su arribo se hizo notable la ausencia del actual gobernador Del Mazo Maza.

Interrumpiendo los vítores y aplusos con los que le dieron la bienvenida el presidente para explicar la ausencia del gobernador con quien, admitió hace unos meses en su Gira de Agradecimiento, “tenemos cuentas pendientes” en referencia a la polemica elección local de 2017. La razón: la muerte de su padre, el también llamado “Malapata” del Grupo Atlacomulco que hasta hace unas semanas aún dominaba el país de la mano de Enrique Peña Nieto.

El anuncio público, acompañado de la petición de López Obrador para realizar un homenaje a la memoria de Del Mazo II, generó una marejada de murmullos. Mismos que se convirtieron en rechiflas cuando el presidente recordó que, como su hijo, el fallecido había gobernado las vidas y destinos de los mexiquenses.

Encabezado por el primer mandatario inició el tenso minuto de silencio que apenas resistió unos segundos antes de explotar en una nueva ola de cánticos que proclamaban que “¡es un honor estar con Obrador!” y “¡qué viva López Obrador!”. Así, con cánticos en favor del líder de la cuarta transformación, Tlalnepantla despidió a Del Mazo González.

Ya durante el evento, López Obrador recalcó la importancia de su programa ya que subsanará el abandono al que se ha sometido a los jóvenes del país —y los estados— por las acciones de gobiernos anteriores, los cuales los tacharon de ninis. Por lo que prometió que “nadie va a estar obligado a delinquir, nadie va a estar obligado a robar”.

Respecto a los empresarios que brindarán tutoría a los jóvenes para ‘construír el futuro’, López Obrador les dijo que su labor no termina en enseñar capacidades. Sino que también “van a ayudarnos a moralizar, a imprimir valores al joven”. Punto crucial en la misión que el primer mandatario se ha propuesto: erradicar la corrupción en todos los rincones del país.

López Obrador recordó que, el pasado primero de julio, la gente votó por un cambio de régimen antes de finalizar el evento. Pronto, el anecdótico homenaje a la memoria de Alfredo del Mazo fue olvidado bajo una avalancha de cánticos encabezados por el presidente y sus constructores del futuro. “¡Vivan los jóvenes! ¡Viva Tlalnepantla! ¡Viva el Estado de México”.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones