Connect with us

Espectáculos

El circo de Laura Bozzo, la “nueva mexicana”

Foto: Especial

Hace apenas dos años el Senado aseguró que la Secretaría de Gobernación consideraba la idea de expulsar a Laura Bozzo del país y ayer, la Secretaria de Relaciones Exteriores le otorgó la carta de naturalización. ¡Qué contrariedad!

En 2015, una proposición de la perredista Verónica Juárez Piña ante el senado, puso a temblar a la presentadora peruana, corrección, mexicana y “más que el chile”, como ella pregona, ya que se le acusó de violentar la Ley General de los Derechos de Niños, Niñas  y Adolescentes con los contenidos de su programa Laura, emitido primero por Azteca y después por Televisa.

Bozzo, quien estuvo a nada de que se le aplicara el artículo 33 de la Constitución que faculta al Ejecutivo de la Unión para hacer abandonar del país a todo extranjero cuya permanencia juzgue inconveniente, hoy presume en redes sociales la bienvenida oficial que autoridades de gobierno le han dado.

“Soy la peruana más mexicana”, expresó con regocijo y ¡cómo no!, si es en México donde ha prosperado su carrera como presentadora, aunque  Televisa y TV Azteca, que la recibieron con bombo y platillo, más tardaron en contratarla que en echarla por la puerta de atrás.

Cómo olvidar cuando la presentadora utilizó un helicóptero del Gobierno del Estado de México para viajar a Guerrero con la supuesta consigna de apoyar a los afectados de la tormenta tropical “Manuel”. En ese número, Laura Bozzo fue grabada descendiendo de la nave, muy al estilo hollywoodense, para ofrecer ayuda a loa afectados del municipio de Coyuca de Benitez. Fue el mismo alcalde municipal quien desmintió que Bozzo llagara al lugar repartiendo ayuda y fraternidad.

Al contrario de México, Perú le ha cerrado las puertas, y no es para menos después de los hechos criminales en los que se le implicó.

En 2002, la presentadora fue arrestada en el aeropuerto de Lima por su aparente relación con la red de corrupción de Vladimiro Montesinos, asesor del ex presidente Alberto Fujimori, y se le acusó de recibir dinero a cambio de apoyo mediático para el entonces mandatario peruano. A partir de ese año y hasta 2005, Laura Bozzo estuvo bajo arresto domiciliario.

Pese a su destacado y notable currículum de corrupción , en las instalaciones de la cancillería mexicana, la señorita Laura presumió gozosa que ya es mexicana, y como si eso no bastase, amenazó con la pronta publicación de un libro y un programa de televisión.

¿Televisa o TV Azteca?, abran sus apuestas.

 

 

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones