Connect with us

Internacional

El Che Guevara, figura internacional

Miguel Ángel Teposteco

El periodista Manuel Buendía publicó pocos meses antes de su muerte el libro La CIA en México (1984); ahí reveló un secreto del gobierno estadounidense: la agencia se había enterado del diario inédito de Ernesto “Che” Guevara, perdido días antes de su ejecución en 1967, e intentó falsificar el documento con el fin de desprestigiar la Revolución Cubana. Pero llegó tarde, Fidel Castro movió sus piezas y publicó el documento en la Habana en 1968. El diario se hizo internacional.

Ese era el peso global que tenía Guevara. Además de llamar la atención de gobiernos, fue el centro de debates en Europa, África y Asia. Pronto se reprodujo como un documento histórico la fotografía junto a los filósofos Simone de Beavouir y Jean-Paul Sartre. “El comandante Ernesto Guevara es considerado hombre de gran cultura y ello se advierte: no se necesita mucho tiempo para comprender que detrás de cada frase suya hay una reserva en oro”, comentó el francés sobre aquel encuentro en la Habana.

En Latinoamérica el Che dejó huella en escritores de izquierda como Eduardo Galeano, quien en un programa de televisión contó una anécdota. Una tarde se plantó frente al argentino y le mostró una foto de Fidel Castro jugando beisbol, deporte representativo de Estados Unidos, “Traidor”, le llamó. Contó que Guevara se echó al reír y contestó “Eres el primero que me llama así y sigue vivo”.

Su eco también llegó a China. Líderes marxistas reconocieron la osadía en sus políticas, en particular en economía: “Ustedes básicamente han expropiado todo el capital norteamericano”, reconoció Mao Zedong durante su conversación en Beijing.

En cuanto al continente africano, Guevara trascendió en los discursos de liberación colonialista, como el de Nelson Mandela en una visita a Cuba:

“También honramos al gran Che Guevara, cuyas hazañas revolucionarias —incluso en nuestro continente— fueron de tal magnitud que ningún encargado de censura en la prisión nos las pudo ocultar. La vida del Che es una inspiración para todo ser humano que ame la libertad. Siempre honraremos su memoria”.

Asimismo, su nombre fue usado como referencia ante otros líderes en países menos conocidos en el plano internacional, como Thomás Sankara, revolucionario de Burkina Faso apodado “El Che Guevara africano”, por su lucha por lograr una unión entre todas las repúblicas de su continente.

En México intelectuales destacados tuvieron encuentros con el Che. Uno de los más comentados fue el de Eduardo del Rio “RIUS”, quien en su libro Mis confusiones. Memorias desmemoriadas narró cómo mandó colaboraciones a publicaciones dirigidas por el argentino, donde era común que escribieran mal su nombre, “Gius”. Cuando por fin se encontraron, el líder revolucionario preguntó con énfasis “¿Quién de ustedes es Rius?”

Leer más
Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones