Connect with us

Nación

Banxico sube la tasa de interés a 8.50%

Foto: Cuartoscuro

El Banco de México (Banxico) anunció que la tasa de interés interbancaria subirá de 7.75% a 8.50% ante el aumento de la inflación en el tercer trimestre del año. En tanto, cambió su pronóstico de disminución del encarecimiento de precios en el actual trimestre del año y apuntó que el descenso podría verse hasta la recta final del 2022.

A través de un boletín, la Junta de Gobierno del banco central informó que evaluó la magnitud y diversidad de los choques que han afectado a la inflación, así como la evolución de las expectativas y el proceso de formación de precios. Asimismo, analizó los retos que habrán para la conducción política monetaria en México ante el apretamiento de las condiciones financieras globales, el entorno de incertidumbre y las presiones inflacionarias derivadas de la pandemia y la situación geopolítica.

A partir de ello, el órgano superior de Banxico determinó de manera unánime incrementar en 75 puntos base el objetivo para la tasa de interés interbancaria a fin de que quede en 8.50%, la mayor de la historia. Según detalló, esto tiene como fin lograr que la inflación vaya nuevamente a la baja y se dirija a la meta de 3%.

Te puede interesar: Contribuyen cebolla, tomate verde, naranja y huevo a alza en inflación; llega a 8.15% en julio

No obstante, cabe destacar que ello no ocurriría sino hasta 2024 según los pronósticos de la inflación general. En su tabla, este órgano constitucional autónomo muestra que en el tercer trimestre México estaría llegando a tener una inflación a tasa anual de 8.5%, es decir, 0.35 puntos porcentuales más que lo que midió el Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) en julio; en tanto cerraría el año con una inflación de 8.1%.

Los riesgos identificados como posibles detonadores de una nueva alza son la persistencia de la inflación subyacente a niveles elevados; las presiones inflacionarias derivadas de la pandemia; las presiones en los precios agropecuarios y energéticos por el conflicto entre Ucrania y Rusia; la depreciación cambiaria; y las presiones de costos.

En contraste, la inflación podría bajar si hay una desaceleración de la actividad económica mundial mayor a la anticipada o una disminución en la intensidad del conflicto bélico. A la par, podría beneficiarse la economía si ocurre un mejor funcionamiento de las cadenas de suministro, un efecto mayor al esperado de la brecha negativa del producto y un efecto mayor al esperado del Paquete Contra la Inflación y la Carestía.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones