Connect with us

Estados

Armenta contra Barbosa: Fuego amigo en Puebla

Armenta Barbosa Puebla Elecciones
Foto: Especial

Lejos quedaron los días cuando Alejandro Armenta y Miguel Barbosa recorrían juntos el estado de Puebla en busca de los votos para sus respectivas encomiendas electorales y en favor del hoy presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Hoy la polémica en Puebla, en lugar de centrarse en la competencia entre candidatos a la gubernatura, pareciera enfocarse en la pugna que existe entre Armenta y Barbosa por quedarse con una candidatura que ya se encuentra en curso.

Alejandro Armenta comenzó a acusar cierto intervencionismo en el proceso interno de Morena desde hace un par de meses, señalando que había intentos de influir en ella por parte de liderazgos nacionales para beneficiar a “una de las precandidaturas”, así como por parte de actores locales, en especial Fernando Manzanilla, actual secretario de Gobierno, y a quien acusó también de tener una campaña en su contra.

No contento con los resultados de la encuesta realizada por Morena para definir, argumentando que la mayoría de los resultados le favorecían, este decidió acudir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y volvió al mismo pese a que este le había señalado que antes de acudir al mismo tenía que recurrir a las instancias partidistas correspondientes para impugnar el proceso interno de elección del candidato a la gubernatura y esperar la resolución.

Te puede interesar: Barbosa con más de 50% de la intención de voto en Puebla, según encuesta

El día de ayer, un nuevo capítulo se escribió en esta historia y hoy Armenta parece tener un pie fuera de Morena con algunos guiños por parte de las otras candidaturas. Un audio difundido por Édgar Moranchel, director del Sistema de Agua Potable del municipio de Atlixco, terminó por marcar una distancia entre el sector liderado por Yeidckol Polevnsky y Armenta.

En él se escucha que no habrá una manifestación pública en contra de Morena, prefiriendo solo dar un paso atrás y ya, sin embargo, en otros fragmentos éste declara que su estrategia es desplazar a Fernando Manzanilla del gobierno, a quien acusa de querer quedarse como secretario general en caso de que Barbosa triunfe puesto que sería quien lidere la política poblana ante la “incapacidad” que ya estaría sufriendo el candidato morenista al no poder ver como parte del avance de la diabetes que lo aqueja y ya ha provocado la amputación de una de sus extremidades inferiores.

De todos modos, menciona un plan B en donde, según se logra entender, Manzanilla sería buscado para que, mediante algunos elementos que ellos tienen, intentarían hacer una alianza con él puesto que, con ello, según su consideración, estarían desmoronando la campaña de Barbosa. Además, Armenta menciona la existencia de algunos “superiores políticos”, entre los que figura el apoyo de Ricardo Monreal, el cual confirma junto a una estrategia mediática y jurídica para poner a Barbosa contra las cuerdas.

Armenta y su vocero han salido a decir que el audio está editado y que incluso en el mismo se escucha a Edgar Moranchel intentando conducir la conversación hacia una serie de respuestas. Mientras tanto, el equipo de campaña de Barbosa ha considerado como una “traición” el comportamiento de Armenta, anunciando que solicitarán su expulsión del partido, comenzando a acusarlo de tener vínculos con líderes del crimen organizado, cosa que Armenta salió nuevamente a negar.

La expulsión del ex precandidato, que durante su campaña y posterior a esta ha señalado que su plan A,B y C es permanecer en Morena, podría derivarse del proceso que ya existe, internamente, puesto que en el expediente CNHJ-PUE-180/19 se declara que las acusaciones de parcialidad de la Secretaría General Nacional a favor de Barbosa son falsas y poco sustentables, conducta que lo ha puesto en un proceso disciplinario interpartidario que podría terminar en una sanción administrativa ordinaria.

Ante el golpeteo entre los integrantes de la Cuarta Transformación en Puebla, es la oposición la que intenta sacar algún provecho. Por su parte, Acción Nacional señaló que es reprobable el uso del espionaje en la actividad política esperando que algún día superen sus diferencias ante la falta de consenso, afirmando estar ocupado en ampliar sus alianzas con ciudadanos, como lo hicieron hace unos días con Enrique Doger, ex candidato priista a la gubernatura y ex presidente municipal.

El PRI, que en todas las encuestas aparece en un lejano tercer lugar, ha hecho un guiño aún más claro para hacerse de la movilización electoral que Armenta pueda lograr, así como los “elementos” que dice contar para forjar alianzas que desmoronen la candidatura de Barbosa.

Arropando a Jiménez Merino, el día de hoy se hizo presente Claudia Ruiz Massieu en un evento masivo en Coronango en donde si bien prometió castigar “la traición” de todos aquellos priistas que han decidido arropar a Barbosa, también dejó la puerta abierta al senador Armenta para que regrese al partido.

De esta manera, Armenta se muestra como el competidor más férreo a la candidatura de Barbosa, reposicionándose en la política poblana aún sin contar con un registro para competir por el cargo público lo cual, parece un símil a los problemas de corrientes que el PRD sufrió a partir de la aparición o paralelismo de liderazgos locales y nacionales distintos a los que ocupaban las dirigencias lo cual causó distintas crisis.

A la vez, nos muestra una crisis de la oposición que no solamente quedó descabezada a nivel nacional, sino que en lo local ha tenido que recurrir a perfiles ajenos o alejados a sus partidos para poder competir en las elecciones básicas.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones