Connect with us

Nación

AMLO evade hablar de negocios entre exmandatarios y presidente del Real Madrid

Foto: Especial.

Luego de que se dieran a conocer los millonarios contratos que Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, recibió de gobiernos anteriores, el presidente Andrés Manuel López Obrador prefirió no referirse al tema. Optando por reiterar que su administración no permitirá ‘negocios jugosos’ u otros actos de corrupción, además de que expresó su beneplácito con las críticas provenientes de la prensa, aunque también recomendó que “ya no se cultive tanto chayote”.

Durante su conferencia de prensa matutina en Cancún, Quintana Roo, López Obrador fue cuestionado sobre si planea investigar los contratos que los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña entregaron a Florentino Pérez, también presidente de Grupo ACS, para obras en el sector energético de México. Mismos que habrían rebasado la suma de los mil millones de euros en total.

Sin embargo, el presidente prefirió reiterar que “no vamos a permitir corrupción en el gobierno. Ese es el distintivo principal del gobierno que represento: cero corrupciones, cero impunidades. Eso es lo que los tiene muy nerviosos a los que estaban acostumbrados al sistema de corrupción y de impunidades”. Sentenciando que se terminan los ‘negocios jugosos’ que se hacían al amparo del poder público, los cuales, ha dicho, siempre llevaban el visto bueno del mandatario en turno.

De igual manera, López Obrador externó su beneplácito con la prensa actual por mantener una crítica constante a su gobierno, lo que, dijo, no se podía hacer en sexenios anteriores. Por lo que también extendió un reconocimiento a los periodistas que mantuvieron una postura crítica hacia los gobiernos de lo que él llama el periodo neoliberal. Aunque, también, le recomendó a los medios de comunicación “que ya no se cultive tanto chayote”.

Desde el inicio de su administración, López Obrador ha expuesto casos de irregularidades en el sector energético que se realizaron entre gobiernos pasados y empresas extranjeras, particularmente de España, a las cuales acusó de ver a México como ‘territorio de conquista’. En contraste, el primer mandatario también ha insistido en su postura de ‘punto final’ para no investigar a los expresidentes por actos de corrupción, dejando en claro que solo lo hará si la ciudadanía lo demanda.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones