Connect with us

Nación

¡Aguas con el Buen Fin!

¡Aguas con el Buen Fin!
Fotografía especial

Comprar a seis, 12, 18 o hasta 24 meses la despensa, ropa, videojuegos o juguetes no es lo mejor para comprometer los ingresos de más de dos años, según las recomendaciones de Profeco.

En las recomendaciones para antes de comprar a crédito, la Procuraduría Federal del Consumidor advierte: los créditos no son gratuitos, el deudor, al momento de devolver el dinero, debe agregar un pago adicional denominado interés.

En la llamada Brújula del consumidor, la Profeco aclara que el crédito es dinero que se presta con la obligación de pagarlo después.

¿Quiénes son los principales acreedores? Los bancos. Son las instituciones encargadas de proporcionar recursos a personas o empresas, mediante diferentes tipos de créditos. Estos se dividen en función de los bienes y montos a financiar, y según sea el caso las condiciones y requisitos para estos préstamos variarán. Los más comunes son el automotriz, hipotecario y al consumo (la poderosa arma de dos filos, mejor conocida como la tarjeta de crédito).

En la página de la Profeco se hacen las siguientes recomendaciones para el Buen Fin:

Verificar los precios. La única forma de reconocer una verdadera oferta es saber cuánto costaba el producto en ese establecimiento (y en otros) antes de que iniciaran las promociones.

Comparar. Es posible que encuentres un mismo artículo a distintos precios y con todo tipo de promociones.

Preguntar. Si tienes dudas sobre la garantía, el funcionamiento, el uso que debes darle al producto, la mecánica de una promoción o la forma de pago, el establecimiento tiene la obligación de responder a todas tus inquietudes.

Gastos innecesarios

Cómo evitar los gastos innecesarios. Las ofertas pueden ser una oportunidad para ahorrar, pero también para caer en la tentación de gastar sin planear. Ten en cuenta algunos aspectos, no sólo para el Buen Fin, sino para cualquier temporada de promociones, baratas, ventas nocturnas, etcétera.

Elabora un presupuesto para definir qué es lo que realmente necesitas adquirir.

Calcula la cantidad de dinero de que dispones. Si prefieres comprar mediante tarjetas de crédito, es importante que evalúes tu capacidad de pago antes de endeudarte.

Para no sucumbir a la tentación de compras no previstas (aunque sean a meses sin intereses o con descuento), es fundamental que analices tus necesidades, de otra manera tus deseos impulsivos de compra siempre serán un gasto, nunca un ahorro.

Si enfrentas problemas puedes comunícate al Teléfono del Consumidor: (01) 5568 8722 para la Ciudad de México y área metropolitana, y 01 800 468 8722, sin costo, desde el resto del país.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones