Connect with us

Nación

Advierte UNAM sobre daño en pulmones por uso de oxígeno industrial

Foto: Especial

Debido a una carencia de oxígeno medicinal en México a raíz de la pandemia de Covid-19, el uso de oxígeno industrial frecuente podría tener efectos secundarios en las personas, como la irritación pulmonar principalmente, así lo indicó Carlos Rius Alonso, académico de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

De acuerdo con el docente de Química Orgánica, el oxígeno de uso médico e industrial se obtienen del aire de la atmósfera, pero para conseguirlo e incluso almacenarlos en tanques, debe pasar por varios procesos, entre ellos el comprimirlo, filtrarlo y enfriarlo, donde en la última etapa se hace la separación del oxígeno y el nitrógeno.

La diferencia entre el oxígeno medicinal y el industrial es que el primero debe estar prefiltrado, para evitar bacterias, así como esté libre de cualquier otro tipo de gas, ya que en la misma atmósfera se pueden encontrar contaminantes como el monóxido de carbono, dióxido de carbono, vapor de agua e hidrocarburos, mientras que en el industrial hay riesgo de que el oxígeno tenga otros contaminantes, debido a que se usan procesos de combustión.

«Utilizar el oxígeno industrial con fines médicos quizá ayudaría a resolver el problema de manera momentánea, pero si su empleo es frecuente, podría traer efectos secundarios como irritación pulmonar», detalló.

Asimismo explicó que los hospitales cuentan con receptáculos donde se puede almacenar el oxígeno de forma líquida, se evapora y se le baja la presión, dependiendo de la demanda, en tanto, un tanque de oxígeno tiene cerca de 12 litros, suficientes para 3 o 4 días, de acuerdo a lo que requiera el paciente.

Te puede interesar: Alumno de la UNAM convierte contaminantes en sustancias limpiadoras

El académico señala que hay dos empresas en el país que producen la mayor parte de oxígeno, pero la infraestructura para generarlo no es suficiente, ya que se requiere de equipos específicos como los criogénicos, los cuales no se fabrican masivamente, mientras que los tanques utilizados para su almacenamiento, deben cumplir con estrictas especificaciones por su alta presión.

Finalmente, el experto consideró que una de las alternativas a tanques de oxígeno son los generador, donde dependiendo del modelo pueden producir de uno a cinco litros por minutos, ya que a una persona con problemas para respirar, le son suficientes dos litros por minuto, mientras que en casos graves, son de 3 a 4 litros de oxígeno.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones