Connect with us

A Fuego Lento

A punta de paleros y fertilizantes, la disputa por Guerrero

Como el vocero de René Bejarano reveló en la mañanera del viernes 28 al aceptarse como un palero —ante la sorpresa de nadie—, en efecto, más de un político manda a sus emisarios a la conferencia del presidente. Algo que el mismo Andrés Manuel evidenció con un simple seguimiento de preguntas. El miércoles 26, Jaime Hernández de ‘Bajo Palabra’ leyó una pregunta que alguien le envió señalando al gobernador priísta Héctor Astudillo de obstaculizar el reparto de fertilizante. Un día después, el jueves 27, alguien no identificado, sin embargo acreditado, hizo lo propio arremetiendo contra la Sader y el superdelegado Pablo Amílcar Sandoval, hermano de la secretaria de la Función Pública Irma Eréndira Sandoval.

Ante estas contradicciones en testimonio, Andrés Manuel optó por la salida salomónica e invitó a los dos involucrados a intercambias posturas. Como ambos solo fueron a golpear a su objetivo asignado, el ejercicio fue un triste espectáculo de cantinfleos y torpes lecturas en voz alta. Sin embargo, se les concedió que el secretario de Agricultura Víctor Villalobos testificara ante los medios en compañía de Jorge Gage. Siendo la segunda vez en un mes que el doctor Villalobos tiene que presentarse en una mañanera. Ya el 6 de junio, Luis Flores de ‘InfoAgro’ también había tomado la conferencia para arremeter contra la Sader y Amílcar, incluso cuestionando a Andrés Manuel sobre quién investigará el conflicto de interés entre él y su hermana.

La conferencia del viernes 7, como la del 28, siguieron el mismo patrón: explicación técnica por parte de Villalobos seguida de embestidas y vituperios en contra del gobernador priísta y el delegado morenista, con los reporteros y el mismo secretario como víctimas colaterales. Y no es la primera vez que intercambian lances a costillas del presidente. Recordemos el incidente en Tlapa, cuando la rechifla contra Astudillo, de la que él responsabilizó a Sandoval, obligó a Andrés Manuel a salir en su defensa. Estas patéticas competencias de ver quién escupe más lejos entre mandatario y funcionario son solo la antesala de la carrera por el 21 en Guerrero.

Amílcar debería ser el favorito de Morena, en teoría, pero al interior del partidazo, su figura no goza de mucha fuerza. Más comparado con cuadros mucho más radicales, pero cuadros al fin, como Félix Salgado Macedonio o hasta Néstora Salgado. En el ambiente bélico del morenismo guerrerense, tan parecido al desaparecido perredismo, se especula que Andrés Manuel, perdón ‘el partido’, se podría decantar por un externo más moderado y de mayor renombre, coincidiendo varios rumores en Luis Walton Aburto, parte de la vieja guardia de Movimiento Ciudadano liderada por Dante Delgado y relevada por el Grupo Tlajomulco de Enrique Alfaro.

Mientras que Astudillo, otro de los gobernadores-alfiles de Manlio Fabio Beltrones, se encuentra a la deriva al interior de PRI. Incluso con el riesgo de poder ejecutar la tradición tricolor de elegir a su sucesor por medio del dedazo, ya que el principal nombre a sucederlo es Manuel Añorve Baños. Uno de los líderes del sector popular que impulsa la llegada de ‘Alito’ Moreno a la presidencia del PRI, cosa que Manlio ha jurado evitar cueste lo que cueste, y senador de la misma bancada cuyo coordinador, Miguel Ángel Osorio Chong, ya dobló las manos, optando por jugar a la neutralidad.

Esta mezcla de factores ha propiciado que Héctor y Amílcar recurran a estos circos para posicionarse como quienes deben llevar la batuta en sus respectivas fuerzas políticas de cara al relevo de Guerrero en 2021. Un año que será crucial para la democracia mexicana ya que en disputa estarán 14 gubernaturas, San Lázaro y, es casi un hecho, la revocación de mandato de Andrés Manuel. Por cierto, el presidente no es tonto (tonto es el que cree que el presidente es tono), entonces, ¿por qué les presta su plataforma a estos despliegues? ¿Qué sabe él que el pueblo no?

Godoy, la desaparecida

La procuradora de Justicia nunca ha sido escurridiza con los medios de comunicación, que no conteste específicamente a lo que se le preguntó, es otra cosa. Sin embargo, desde el día miércoles no ha dicho ni pío, pues parece que de las investigaciones de Norberto, Leonardo y Aideé, aún nada.

El día de ayer jueves, la procuradora se vio en la necesidad de enviar a un integrante de su equipo de comunicación social a decir textualmente: “la procuradora no hará declaraciones públicas hoy, una disculpa”. Y este viernes parece que se teletransportó de la oficina del Gabinete a otro sitio, pues nunca se le vio.

Retomando los casos, aún no se sabe por qué la PGJ canceló la conferencia sobre la investigación de Aideé programada para el día miércoles, al grado de que la misma familia fue notificada poco antes de la hora citada.

La familia de Aideé también ha protestado por la lentitud de los tiempos, pues ya son dos meses y sigue la incertidumbre; incluso, hay quien dice que aún no pueden determinar si la bala fue disparada dese el exterior o el interior del CCH Oriente. Así de lento van.

Veremos si la próxima semana la procuradora quiere dar declaraciones a medios, pues si no le gusta que los medios creen “psicosis”, debería dar declaraciones, pues su palabra es la que más vale, antes que la de “especuladores”.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones