Connect with us

Internacional

Italia le cierra sus fronteras a migrantes africanos

Matteo Salvini
Foto: Twitter

Por Carlos Carrizales

En una medida sin precedentes, el vicepresidente del gobierno italiano y ministro del Interior, Matteo Salvini, ha decidido cerrar sus puertos a la nave Aquarius, que ha rescatado a 629 migrantes del norte de África, entre los que hay 123 menores no acompañados, once niños y siete mujeres embarazadas.

El también líder de la Liga Norte, de extrema derecha, ha pedido a la isla de Malta que permita a la embarcación encallar en su costa, por considerarlo el “puerto más seguro”, dando a entender que Italia no ofrece alternativas: “El buen Dios les puso más cerca que a Sicilia y no puede responder siempre no a cualquier tipo de intervención para salvar en el Mediterráneo o acoger a inmigrantes”, comentó en un acto en el municipio de Como, en Lombardía.

Salvini ha defendido su postura alegando que sigue el ejemplo de otros países europeos para combatir “el tráfico humano”. “Francia está devolviendo a la gente en la frontera, España defiende con armas su frontera, Malta no acepta a nadie. Desde hoy, Italia también va a empezar a decir ‘no’ al tráfico de personas, y ‘no’ a la inmigración ilegal”, escribió en Facebook.

G7 discute en su última jornada sobre género y cambio climático

Según el diario local Malta Today, ante esta noticia, un portavoz del Gobierno de Malta dijo que “el rescate ocurrió en el área de búsqueda y rescate de Libia y fue coordinado por el centro de coordinación de rescate en Roma. Malta no es la autoridad coordinadora y no tiene competencia en este caso”.

El embarque, que zarpó el viernes, tuvo este pasado domingo una jornada larga y dramática en las costas de Libia, cuando tuvo que rescatar hasta a 229 personas.

Este desplante del gobierno italiano tiene ya antecedentes, pues este sábado llegaron 467 migrantes a puertos italianos. Entre estos se encontraban 232 rescatados por la ONG alemana Sea Watch, y que llegaron a Reggio Calabria luego de cuatro días en el mar al recibir la negativa de desembarcar por parte de las autoridades de Malta. Finalmente, Italia accedió a acogerles. Esta vez la amenaza ha sido más contundente: “Estoy trabajando para recuperar siete años de retrasos y de buenismo. Nuestro objetivo es reducir los desembarcos y aumentar las expulsiones. No vamos a pasar otro verano con desembarcos”, afirmó Salvini este sábado.

ONU alerta de envenenamiento de los mares por plásticos

Leer más
Da Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad

Recomendaciones