Connect with us

Metrópoli

Solitaria y silenciosa se mantiene la Facultad de Filosofía y Letras

Foto: Samantha Guerrero

“Aquí nos matan”, “La UNAM no nos protege, nos reprime” y “No hay hombres feministas”, son frases que adornan los alrededores de la Facultad de Filosofía y Letras, que se encuentra cerrada tras el paro que decretó el grupo ‘Mujeres Organizadas’ desde el pasado mes de noviembre, donde denunciaron acoso por parte de autoridades académicas, además de nula respuesta ante dichas denuncias.

Desierta, silenciosa, hojas secas acumuladas en los pasillos y todo acceso cerrado con cadenas y candados es como se encuentra la Facultad, la cual no es de importancia para los demás estudiantes de otras facultades, como es la de Derecho, que a pesar de estar muy cerca, alumnos de esta carrera pasan de largo una y otra vez Filosofía y Letras, pues para ellos, es una imagen de todos los días.

Mantas de color gris, morado y verde, que son representativos de colectivos feministas, caen desde el tercer piso de esta instalación, donde el símbolo de un círculo con una cruz invertida y un puño levantado se pueden apreciar desde el edificio de rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En una de las puertas se logra ver cuatro carteles donde señalan sus demandas con un total de siete puntos, en los cuales piden modificación a los artículos 95, 98 y 99 del Estatuto General de la Facultad donde se señala la violencia de género como delito grave; la destitución de Ricardo Arteaga, secretario general de la facultad, así como a Jesús E. Juárez, abogado de la misma institución.

Solicitan la atención y reapertura de casos de violencia de género dentro de la FFyL, asimismo, transparencia en la información con relación a la violencia de género que se denuncia; la creación de una comisión, la cual se encargará de supervisar UVAG, además de su reestructuración.

Implementar cursos y materias con perspectiva feminista; se exige el acompañamiento psicológico a víctimas de acoso; no criminalizar las muestras de manifestación gráficas y/o murales y finalmente una disculpa pública a los familiares de Mariela Vanessa Díaz Valverde, por omisiones con respecto a su desaparición.

Las ventanas se encuentran llenas de frases que exigen un alto a la violencia de género, apoyo y cuidado entre mujeres, las cuales generan desconcierto y duda a gente que pasa por primer vez, algunos extranjeros se preguntan qué es lo que pasa y si las autoridades permiten ese tipo de manifestación, en la que pintan y vandalizan este tipo de instituciones. Por lo que comparan que en donde ellos estudiaron, no se imaginan algo así.

Asimismo, en todas las paredes de la facultad hay pegados distintos volantes donde se acusa a Alfredo Jalife, quien es un reconocido internacionalista de la UNAM que arremete contra mujeres que difieren de su opinión, señalandolas de “sionistas”, esto luego de una nota que publicó la directora de ‘Los Ángeles Press’, Guadalupe Lizárraga.

Hasta el momento, la Facultad se mantiene cerrada, todo acceso se encuentra desierto y no hay señales de personas que se encuentren dentro de la institución, sin embargo, Mujeres Organizadas de la FFyL llevará a cabo una reunión este miércoles en los pilares, donde se convoca a todo público y se indica que no se tolerará la presencia de organizaciones agresoras.

Te puede interesar: Continúa paro en la Facultad de Filosofía; estudiantes demandan cese de profesores

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones