Connect with us

Metrópoli

Dos choques y un “intento de secuestro” en una sola tarde en Coyoacán

Foto: Miguel Ángel Teposteco.

Iba a ser un mal día para él. Un joven caucásico iba en un Audi blanco descapotado cerca de las dos tarde, sobre la calle Omega de la colonia Romero de Terreros en Coyoacán, a un costado de la iglesia de la zona.

Sus ojos azules miraron al semáforo; esperó el cruce.  Desde Melchor Ocampo, a su derecha, una camioneta de carga blanca le cerró el paso bruscamente. Estaba conducida por un hombre delgado que estaba armado con una pistola de mano, vestido con una sudadera gris que le tapaba la mayor parte del rostro.

 

El joven del Audi de unos 20 años se sintió en peligro e intentó dar vuelta en “u” en el pequeño espacio que tenía; al intentar dar el giro, un carro que venía a su izquierda sobre Ocampo se estrelló contra él, lo que provocó un fuerte estruendo.

 

El joven intentó seguir con el giro del carro, pero en un mal cálculo se estrelló contra un poste gris que en su punta tenía una cámara del C5 de la Ciudad de México. Al pie del tubo dejó vidrios y partes pequeñas de la costosa carrocería de su automóvil.

 

La señora que se estrelló contra el Audi, según explicó a La Hoguera, tocó el claxon al hombre del arma, en un intento de hacerlo retroceder. 

 

Después ella avanzó en su vehículo intentado huir del peligro y a unos metros se estacionó dominada por el pánico. Tenía la carrocería destrozada, una de sus bolsas de aire se había activado y sentía un fuerte dolor en el hombro. Sin saber su estado de salud y sin sangre visible, esperó la llegada de la ambulancia, la cual tardó casi una hora en llegar.

Antes de ser atendida, dijo que los familiares del joven del Audi hablaron con ella. “Me dijeron que se había tratado de un intento de secuestro”.

 

Una mujer y su hija vieron casi todo desde su casa, en la planta alta. Desde la ventana tomaron fotos. La niña narró que el hombre de gris que tenía el arma se disponía a acercarse al joven de ojos azules cuando una camioneta blanca tipo van sin placas llegó con el flujo de Melchor Ocampo desde la derecha, de la cual bajaron “policías” con placas colgando del cuello, sin uniforme.

 

Uno de los testigos preguntó, “¿Por qué no trae placas una camioneta de policía?”; “Es que son de fuerzas especiales”, respondió uno de los uniformados que llegó después del incidente.

El hombre de la sudadera gris, al ver que más policías llegaban al lugar, se metió a la camioneta y buscó entre los asientos algo que se guardó entre sus mangas. Los testigos no vieron si éste fue arrestado por los uniformados. Lo que sí vieron es cómo su camioneta y él desaparecieron de la escena.

accidente secuestro coyoacan

Foto de testigo.

El que sí fue arrestado fue el joven del Audi, el cual fue esposado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México. El joven lloró. No obstante, los policías lo soltaron. De un momento a otro, el joven habló con los policías ya sin esposas; cerca de él un elemento de seguridad sostenía el objeto de metal.

 

Testigos afirmaron que “un hombre de casco rojo” de motocicleta también venía armado y se acercó al joven de ojos azules cuando éste se estrelló contra el poste del C5. A éste también se le perdió de vista. Unos minutos después del incidente, equipo de el servicio de cámaras de la Ciudad de México llegó a revisar la cámara del poste, “por si se averió” con el golpe del automóvil. El lugar en el que quedaron los vidrios del Audi fue rodeado por cintas de “no pase”: apenas un metro cuadrado.

 

La camioneta blanca en la cual presuntamente llegaron los “agentes especiales” fue revisada cerca de 15 minutos por otro uniformado. Al terminar su misteriosa tarea, los policías se la llevaron de la zona.

 

La familia del chico del Audi llegó a la escena. No dejaron que se tomara foto de sus rostros y ordenaron a un policía que se borraran las imágenes captadas por periodistas sobre el incidente. Los elementos de la policía capitalina pidieron a un reportero de La Hoguera borrar las fotos, dar su nombre o, de lo contrario, acompañarlo al Ministerio Público de la delegación Coyoacán, “para informarle sobre el reglamento” que impide tomar rostros de personas adultas en la calle.

 

Al final, cuando se les preguntó a los uniformados de las patrullas MX-600-S2 y MX-613-S2 mencionaron que lo que ocurrió la tarde de este martes fue “un accidente vial” y solo “una situación”, sin revelar más información para la opinión pública.

Mujer herida en el accidente fue llevada al hospital Médica Sur.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones