Connect with us

Nación

Secretario de Ernesto Zedillo fue representante de empresa en negociación de gasoductos

Foto: Cuartoscuro

Un secretario del expresidente Ernesto Zedillo fue el encargado de representar a una de las empresas con la que se renegoció el costo de uso de gasoductos. Esto luego de que el gobierno federal encontrara la existencia de contratos «leoninos».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recordó en su más reciente libro, ‘A la mitad del camino’, que al llegar a su gobierno encontró «ruinosos» contratos para la construcción de 7 gasoductos. Al respecto, comentó nuevamente que estos tenían como propósito abastecer centrales de ciclo combinado de Comisión Federal de Electricidad (CFE) pese a que nunca se construyeron.

A fin de aminorar los riesgos y costos para el Estado mexicano, el mandatario citó entre febrero y marzo de 2019 a las empresas transnacionales propietarias de la infraestructura en desarrollo. Es ahí, donde menciona que entre las representaciones de las empresas de los gasoductos acudió Carlos Ruiz Sacristán, secretario de Comunicaciones y Transportes en el sexenio zedillista.

De acuerdo con el mandatario, este fue el comisionado de la causa de IEnova junto a Tania Ortiz Mena; a la par, se presentaron Gerardo Kkuri por Carso Energy, Robert Jones por TC Energía y Fernando y Manuel Calvillo por Fermaca.

Te puede interesar: «Insensibles», dice AMLO a ministros por ordenar devolver mil mdp a herederos de Carmela Azcárraga

Este destacó que la CFE les pidió modificar sus tarifas de gasoducto; establecer tarifas fijas para mantener bajas las tarifas de la electricidad; acuerdos equilibrados sobre casos fortuitos y fuerzas mayores para no asumir riesgos que correspondían a las transnacionales; y desistimiento de acciones legales.

En su texto mencionó que en un inicio solamente Carso Energy aceptó parcialmente acatar algunos de estos criterios, pero que una charla directa con Carlos Slim propició una mejor oferta del costo para el gobierno. Al final, el precio original de 74 centavos de dólar por gigajoule (GJ) transportado, a través del gasoducto de Samalayuca-Sásabe, terminó siendo de 47 centavos de dólar.

Finalmente, el presidente contó que se llamó a las otras empresas para plantear los mismos criterios. Así, logró reducir el costo de transporte de 31 centavos a 22.9 centavos de dólar por GJ transportado en el gasoducto Guaymas-El Oro tras el diálogo con los representantes de IEnova; en tanto, bajó de 35 centavos de dólar a 39 por GJ el gasoducto marino de IEnova y TC Energía; en tanto Fermaca no alcanzó acuerdo.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones