Connect with us

Nación

El reto del PRD, subsistir sin el Caudillo: Ángel Ávila

Foto: Francisco Mendoza

Sumergido en la peor derrota electoral, a casi un año de las elecciones el PRD espera recuperar el papel de partido opositor al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, su ex “caudillo”. Sus dirigentes afirman que el Presidente de la República no los quiere en el espectro político, pero buscan ubicarse como la voz de la izquierda y se niegan a dejarle a Morena esa bandera.
 
Para el 25 de agosto, el PRD espera renovar a su dirigencia nacional y convoca a la movilización ciudadana; se declaran listos para señalar cada uno de los errores del gobierno y cuestionan “el doble discurso” del Presidente que en seis meses “ya atentó contra la seguridad social, sacrificó a los migrantes por el libre comercio con Estados Unidos, hace uso clientelar de los programas sociales, no rinde cuentas y desarrolla proyectos a capricho sin importar el impacto ambiental”.
 
Para los perredistas su partido no está muerto. Presentamos una serie de entrevistas con 3 de sus principales dirigentes. arrancamos con Jesús Ortega y Fernando Belauzarán. Hoy toca a Ángel Ávila:
 
—¿Cuál es el balance del PRD en estos momentos?
 
Es un momento de reconstrucción del PRD, después de los resultados del 1 de julio del año pasado el PRD ha emprendido un diálogo al interior con su militancia y sus dirigentes. Y en estas últimas elecciones en junio pasado pudimos dar a conocer que abriendo el partido a candidaturas externas, el PRD puede tener resultados favorables
 
Hoy veo al PRD con una sola línea política en la Cámara de Diputados y el Senado
 
—Lo que queda del grupo parlamentario…
 
Antes teníamos 20 diputados y la mitad trabajaba para Morena… cuando decidimos expulsarlos; evidentemente, está claro que fueron con Morena, después ya no los aceptaron.
 
La dirigencia, desde diciembre pasado, instruimos a los grupos parlamentarios para que votaran en contra del presupuesto porque estábamos convencidos de que el presupuesto propuesto por (Andrés Manuel) López Obrador, avalado por su partido y sus partidos satélites, era lesivo para la nación. Hoy el tiempo nos da la razón
 
En las elecciones pasadas al PRD le fue bastante bien, abrimos el partido a muchos sectores sin apoyo del gobierno federal, como Morena, que seguía repartiendo los programas federales en plenas campañas, lo que tanto criticó López Obrador.

Foto: Francisco Mendoza


—Es emocionarse por cosas tan chiquitas…
 
Cuando tienes a un partido que lo daban por muerto, que le echaban la extremaunción, tierra a la tumba para que ya no saliera, a mí no me parece que el PRD, siendo la tercera fuerza, no pueda decirlo. Siempre fuimos tercera fuerza: primero el PRI luego el PAN y el PRD; hoy el PRD sigue estando como la tercera fuerza. Hoy, si tú sumas todos los votos de todos los partidos en estas elecciones, el PRD está a la media tabla.

Te puede interesar: El PRD “tiene que morir para renacer”: Fernando Belaunzarán


—¿Crees que el PRD está convertido en una opción política para el ciudadano?
 
Hoy el reto del PRD está en reconvertirse en una opción política, hoy el PRD tiene que hacer un corte de caja, qué hicimos bien que hicimos mal. Estamos platicando en los estados, estamos platicando con más de 10 organizaciones que quieren ser partido político, los estamos invitando a participar con nosotros con una línea política, con una a agenda legislativa, para que ellos puedan participar con el PRD en las elecciones del 2021.
 
El PRD puede concebirse como alternativa política siempre y cuando dé posibilidades de alternancia, alternativas de gobierno a todos estos fallos de la 4T.
 
—¿Qué le ha hecho daño al PRD?
 
Muchas cosas, falta de autocrítica, nos ha hecho daño a la mejor que el PRD se ha cerrado a la ahora de elegir a las y los mejores candidatos que solamente eran candidatos del PRD o de las expresiones. También nos ha hecho daño que no hemos logrado tener una cultura democrática, antes el caudillo era quien dictaba la línea, principalmente Andrés Manuel ejerció esa función del caudillo.
 
Al PRD le faltó esa cultura democrática para poder subsistir, cuando ya no estuviera el caudillo, que los grupos políticos de manera democrática pudieran definir un rumbo político sin agandallarse los espacios.
 
También hay que decirlo, nos faltó exponer lo bueno que hacíamos en los gobiernos. Hoy gente voltea a ver y dice la Ciudad de México nunca había tenido niveles tan altos de violencia, secuestros, robo, extorsión, asalto al transeúnte, robo a casa habitación, en los últimos cuatro meses la gente voltea a ver y dice estábamos mal con el PRD pero con Morena estamos peor.
 
Nos prometieron un cambio, la gente votó por ellos, hoy no lo están haciendo.
 
Lo que vemos es a López Obrador reeditando el viejo presidencialismo del PRI, controlando el Poder Judicial, el Legislativo, diciendo las obras que se tienen que hacer en el sexenio sin tener ningún recato. Dos Bocas que va a ser un fracaso, el Tren Maya que va ser un ecocidio, el corredor transístmico que no hace consulta a los pueblos indígenas, el aeropuerto de Santa Lucía porque hay que ayudar al amigo Riobóo.
 
El presidencialismo a ultranza es lo que combatía el Frente y fue lo que nunca pudimos explicar a los ciudadanos. Las alianzas PAN-PRD dieron ciertos resultados, no lo supimos comunicar en el 2018 ante el hartazgo de la gente, la alianza muy clara entre PRI y López Obrador hizo que ganara Andrés.

Foto: Francisco Mendoza

—¿Y reconocer los actos de corrupción cometidos por gobiernos perredistas…?
 
Si hay alguien que compruebe cualquier hecho de corrupción en el Gobierno de la Ciudad que se proceda. El PRD no tiene por qué tapar a nadie. No veo al Gobierno de la Ciudad señalando un hecho de corrupción probada sobre lo que pasó; no veo un hecho de corrupción en Morelos probado en contra del gobierno anterior.
 
—¿Que tan viable es la propuesta de que el PRD ponga su registro y se haga un cambio total?
 
El PRD ha invitado a estas organizaciones a discutir cuál es la mejor opción de la construcción de refundar al PRD. Siento que es complicado cambiar nombre del PRD en estos momentos.
 
—Morena se quedó con la bandera de partido de izquierda. ¿Ustedes seguirán manteniendo esta visión de que son el partido de la izquierda en el país?
 
El PRD si tiene una agenda de izquierda, si nos mantenemos en ese perfil de un partido de centroizquierda. Hoy estamos ante el reto de que la ciudadanía vuelva voltear a ver al PRD como una opción de gobierno y de representación.
 
Tenemos dos años para hacerlo estamos trabajando para eso.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones