Connect with us

Metrópoli

Protestan por falta de atención en urgencias del hospital Darío Fernández

Archivo

A una sala de urgencias llegas a solicitar el servicio médico por necesidad pero sabes que ser atendido en una clínica o en un hospital del sector público (IMSS, ISSSTE o Ssa) es un lujo, que a no ser porque conozcas a alguien que te haga “el paro”, más vale que te resignes a esperar hasta 12 horas.

Derechohabientes del ISSSTE, documentaron hoy por la mañana desde sus celulares, con la esperanza de ser escuchados, la negligencia de personal y falta de médicos en la sala de urgencias del hospital “Darío Fernández del ISSSTE”. Pacientes en espera y visiblemente molestos relatan que después de una espera aproximada de 4 horas, el médico en turno les dice que “no orinar por tres días” y “estudios que muestran piedras en los riñones” no son cosa de urgencia, además, le informa a otro paciente que no tienen cierta enfermedad crónica, aunque fue diagnosticado desde hace tres años por el ISSSTE.

Relatan que doctores en la sala de urgencias del hospital Darío Fernández se niegan a otorgar atención médica, con el argumento de falta personal, pero ya con tres médicos se espera agilizar, al menos esa esperanza les dan. Hay una persona que tiene esperando a ser atendida desde las 9 de la mañana y hasta las 13:17 la llaman solo para tomar sus signos vitales, y escuchar que un cierto tiempo ya será llamada a consulta.

En videos, derechohabientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado intentan hacerse oír, sin éxito alguno, mientras los servidores públicos del sector salud les exigen no ser grabados bajo el argumento de que es un delito hacer tal cosa. “Y dónde dice que es un delito o que no puedo hacerlo?”, pregunta otro derechohabiente molesto porque tiene como 5 horas esperando a ser atendido.

Si bien han dado a conocer que este hospital “no cuentan con personal”, dicen que las consultas de turno vespertino inician ya, pero no es verdad y los usuarios solo muestran su enojo por falta de atención, mientras que Guillermo Franco, el hombre detrás del mostrador que según en sus palabras “yo solo atiendo para que las personas tengan camilla”, les dice que si no hacen algo al respecto, es decir, que si no dirigen sus quejas a las autoridades correspondientes, que mejor no se quejen ahí.

Y algunas otras personas solo pueden contener su desesperación, porque tienen miedo de que al quejarse la atención a paciente tarde todavía aún más como represalias por alzar la voz en un sector que se supone debe velar por una salud digna para todos.

Es tal el descontento que incluso empiezan a captar la atención de medios de comunicación como Telediario pero el director del hospital Darío Fernández que ha salido para tratar de calmar los ánimos de pacientes no dio acceso a las cámaras.

Por: Regina García

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones