Connect with us

Cultura

Pacho Flores y Sinfónica de Minería, en maratón de trompeta en Bellas Artes

Foto: José Juan de Ávila

El venezolano Pacho Flores vuelve al Palacio de Bellas Artes para interpretar con la Orquesta Sinfónica de Minería (OSM) y grabar con la Deutsche  Grammophon un maratón de cuatro conciertos latinoamericanos para trompeta, y uno será estreno mundial del compositor Paquito D’Rivera inspirado en la “tragedia que atraviesa Venezuela”.

Este domingo 1 de septiembre, a las 17 horas, el venezolano será el solista en el Concierto de otoño para trompeta y orquesta, del mexicano Arturo Márquez; el Concierto venezolano para trompeta y orquesta, del cubano Paquito D’Rivera (estreno mundial); las Crónicas latinoamericanas para trompeta y orquesta, del argentino Daniel Freiberg, y Mestizo, concierto para trompeta, del uruguayo Efraín Oscher.

El programa de obras dedicadas a Pacho Flores y dirigidas por Carlos Miguel Prieto, que además incluye el Danzón número 2, de Márquez, y Huapango, de Juan Pablo Moncayo, quedará registrado en un disco de la Deutsche Grammophone, la legendaria disquera con 121 años de historia en la que el venezolano ha grabado ya sus álbumes Cantar (2016), Entropía (2017) y Fractales (2018).

Será la primera vez que el sello alemán grabe a una orquesta latinoamericana.

El Palacio de Bellas Artes es un teatro fantástico, afirmó Flores durante la presentación del concierto, acompañado por el ingeniero Gerardo Suárez Reynoso, presidente de la OSM.

El artista formado en el Sistema de Orquestas de Venezuela utilizará 12 trompetas en diferentes tonalidades, las cuales aportan una mayor riqueza de colores y sonidos. “El público podrá disfrutar con los sentidos el despliegue de instrumentos”, comentó.

Foto: José Juan de Ávila

“Es un gran reto tocar cuatro conciertos de trompeta en una sola tarde”, mencionó el músico, quien calificó de innovador el repertorio que interpretará, ya que el concierto más antiguo –Mestizo- fue escrito en el 2010. “Son obras totalmente nuevas de compositores vivos que se han convertido en clásicos de la música latinoamericana”.

Refirió que estas composiciones amplían el repertorio para trompeta, cuya época de oro fue el periodo barroco y luego decayó en el clásico y el romántico, con escasas composiciones para tal instrumento. En los siglos XX y XXI el repertorio para metal ha crecido notablemente.

Actualmente trabaja con una empresa española en el diseño de las trompetas del futuro, cuyo registro y recursos son más amplios y los compositores tienen más colores.

Durante el encuentro con la prensa, el trompetista mostró algunos instrumentos con diferentes boquillas, cuatro pistones, tubería extra para extender el registro del instrumento y comentó que si es soprano puede hacer tonalidades de tenor y barítono.

En 15 o 20 años estas trompetas van a ser parte de conservatorios y universidades, porque el repertorio ha crecido y los compositores pueden desarrollar mejores estrategias al crear nuevas piezas, dijo Pacho Flores.
“Son trajes hechos a la medida”, comentó el trompetista sobre las composiciones.

Contó que a Márquez le envió videos para compartir el registro de todas sus trompetas. Le gustó el sonido de cuatro y con esas montó el Concierto de otoño, cuyo primer movimiento se llama Son de luz, el segundo Balada de floripondios y, el último, Conga de Flores.

“El primero tiene un sonido característico del Caribe. La entrada de trompeta es un grito de protesta, un grito fuerte del alma. El segundo movimiento es una mezcla de danzón con una chacona que escribió poco tiempo después de fallecer su madre. Finalizará con la conga de flores inspirada en un concierto de Haydn, que recuerda al gran trompetista de este país, Rafael Méndez”, comentó Pacho Flores sobre esta obra  del autor de Danzón número 2.

Te puede interesar: Teatro Helénico abre su aula magna a la emperatriz Carlota

Añadió que el cubano Paquito D’ Rivera también eligió sonoridades para escribir Concierto venezolano para trompeta y orquesta, del que se presentará en estreno mundial, el cual está escrito con ritmos de merengue venezolano.

Pacho, que inició sus estudios de música a los siete años y no ha dejado de perfeccionarse, comentó que le encanta que el público aplauda y se emocione, que sea parte de la atmósfera y se conecte con lo que sucede en el escenario.

Dijo ser defensor y respetuoso del mariachi, y comentó que el día que toque esta música en una sala de conciertos tendrá que hacerlo bien.
Finalmente, Suárez Reynoso consideró que será un concierto histórico para la Orquesta Sinfónica de Minería, por Pacho Flores y porque se grabará el disco con la Deutsche Grammophon. “Servirá de registro de los nuevos conciertos para trompeta, por lo que será un importante legado”, expresó.

En entrevista con este reportero, Pacho Flores, heredero de Maurice André, bromea sobre que ha tocado “todos los conciertos clásicos para trompeta (de Haydn, Hummel y Mozart)” y destaca, como puntos medulares de las cuatro obras que interpretará el domingo, el mestizaje y la mezcla entre la música popular y orquestal latinoamericana. También subraya que la obra que estrena de Paquito D’Rivera refleja la crisis política y social en la que está sumida ahora Venezuela.

– Será un maratón de trompeta el domingo. ¿Qué características destaca de estos conciertos?
—Es un programa bastante interesante, hay cuatro conciertos latinoamericanos y me complace mucho que todos son de músicos vivos, que me dedicaron estas piezas. Es un proyecto que tiene una gran variedades de colores, de sonoridades, de ritmos, de géneros. Voy a tocar con 12 trompetas distintas el domingo, en un concierto que es muy exigente para un trompetista, pues son cuatro conciertos, voy a estar tocando el 85 por ciento del programa. Es un repertorio nuevo, realmente el concierto más viejo fue escrito en 2010; Crónicas latinoamericanas, en el 2016; el concierto de Márquez, en 2018, y el Concierto Venezolano de Paquito D’Rivera va a ser estreno absoluto el 1 de septiembre. Excepto este último, el resto ya los he tocado en otros escenarios en varias partes del mundo.

– Cuénteme del Concierto Venezolano.
—Paquito es un gran compositor, un gran instrumentista, fue una colaboración muy bonita con él, y con todos los otros compositores para que realmente escriban para mis instrumentos, todos los que yo toco. Para empezar, todos son conciertos muy complejos para el intérprete pero son hermosos para el público, eso es una parte muy importante a destacar. Y este concierto básicamente refleja dos cosas: las vivencias de Paquito en Venezuela con los grandes compositores como Simón Díaz, Antonio Lauro o Antonio Estévez, y la tragedia que vive en estos momentos mi país. Así que, por un lado, tiene ritmos venezolanos como el merengue y el joropo, pero al principio tiene una fantasía bastante dramática que muestra, en la idea del maestro Paquito, la situación actual en el país, eso es lo que él piensa y de esa forma él lo ha transmitido a través de la música.

—Usted se formó con el Sistema de Orquestas de Venezuela. Ahora en México se anunció que se va a implementar algo similar de manera oficial. ¿Qué consejos nos da al respecto? ¿Qué aciertos y errores ha tenido en su país?

—Hay muchísimos aciertos. Tener un grupo de jóvenes en una orquesta sinfónica haciendo música estás generando personas de bien. La idea es quitarles un arma y darles un instrumento musical. Es una forma de integrarlos con la sociedad, no solamente con el repertorio universal de la música, el repertorio sinfónico, sino que aquí hay una riqueza musical propia de México, y eso es importante destacar. Se puede lograr un proyecto muy ambicioso que pueda tener una red completa en todo México, que esté unida bajo un monitor que pueda distribuir ideas y retos para que este proyecto sea longevo en el futuro.

—Como artista ¿cómo atestigua la situación en Venezuela?
—No creo que los artistas tengan mucho que ver; es el venezolano y la comunidad internacional los que podemos ayudar, no solo depende de los artistas, eso me parece un gran error, cuando un artista habla solo por su cuenta, sin apoyo, para mí mete la pata siempre, así ha sido en la historia, es como una lucha que no tiene final. Qué pasa, que es un tema diferente, político, donde el país está colapsado, tengo a mi familia ahí y a muchos amigos viviendo ahí y la están pasando muy mal. El sol no se puede tapar con un dedo.

—Usted ya es un consentido de la Deustche Grammophon, ha grabado varios álbumes con ellos, y ahora lo hará por primera vez con una orquesta y obras latinoamericanas.
—Me parece un proyecto muy bonito de poder llevar a cabo, con un repertorio totalmente fresco y nuevo y que tenga el sello amarillo de la Deutsche Grammophon. Es una ganancia muy importante para el repertorio de la trompeta, el repertorio latinoamericano en sí, y también que un solista latino y una orquesta latina puedan ser parte del catálogo de la Deutsche Grammophon, con un repertorio tan importante. Yo estoy muy comprometido con la cultura latinoamericana, y creo que es para todos un gran sueño poder, a través de un sello como éste, darle un crédito a nuestra música, porque este sello representa calidad.

—Su formación en el Sistema de Orquestas de Venezuela tiende hacia lo clásico, pero en este programa destacan las raíces latinoamericanas en la música popular.
—Sí, claro. En Venezuela nos hemos formado con un repertorio sinfónico, pero está incluida la música sinfónica de toda América Latina. Venezuela dejó muy grandes compositores, y tocábamos a grandes compositores mexicanos como Silvestre Revueltas, Carlos Chávez, Márquez o Moncayo, por mencionar a algunos. Y también de Argentina, Chile, Colombia, de toda América Latina. Qué pasa, que hay conciertos actuales que tienen una connotación contemporánea que va más por una música serialista, más abstracta, más moderna, más vanguardista en ese sentido, que casi no tiene raíces. Pero este repertorio que estamos interpretando es nuevo, tiene una raíz y un elemento universal común, que es el mestizaje, por eso este proyecto es tan importante y tiene tanto éxito.

—¿Alguna vez sintió la tentación de dedicarse a la música popular característica de América Latina?
—Yo toco música popular también. Mi primer disco fue de música venezolana con elementos de improvisación; el segundo, Entropía, es de música popular, siempre estoy en la frontera entre lo clásico y lo popular; este concierto del domingo es una muestra de lo que normalmente hago. Como Yo-Yo Ma, he hecho bossa nova en Brasil, tango en Argentina, música popular de México, Colombia y Venezuela, por supuesto. Uno es inquieto y tiene esas ganas de experimentar música de otros géneros.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones