Connect with us

Espectáculos

Noche ranchera en San Ángel

Foto: Especial

Mauricio Zapata canta por puro placer. Canta por todas partes. Con amigos o enemigos, en fiestas propias o ajenas, en bares de pueblos perdidos en las montañas o de San Ángel, aunque dice preferir las cantinas; canta en embajadas, edificios históricos como el Castillo de Chapultepec o la Casa del Indio Fernández, canta solo o acompañado, con mariachi o a capela.

Abogado de profesión, con una maestría en Derecho, también canta derecho mientras empina el mezcal o el tequila, apenas con la música que lo acompaña siempre en su celular. Desde el año pasado se llama Mauricio Zapata, El Águila Dorada, sobrenombre de batalla para cantar mejor las rancheras bajo el disfraz de la vida cotidiana como un espectáculo público.

Cuenta que sus padres compartieron por partida doble con él y su gemelo su afición a la música vernácula y la cultura mexicana. Como en muchas casas de la capital donde no entra aún el reggetton ni aberraciones peores, casas donde penden sobre las puertas letreros invisibles que advierten: “Esta casa es ranchera, no se permite la música protestante”, las reuniones familiares de El Águila Dorada son para el culto a José Alfredo o a los dos Pedros, Infante y Vargas, o para recordarle a don Jorge Negrete que sigue en boca de todos.

En única presentación, Mauricio Zapata y Paloma Reyes, La voz de la pasión, protagonizan este viernes 7 de junio una Noche Ranchera en el bar Hobos, en Plaza San Jacinto 23-A, en San Ángel, a partir de las 21:30 horas, acompañados por el conjunto Mariachi de mi país.

Te puede interesar: Sasha Sökol revela cuál ha sido su frustración desde niña

Paloma Reyes, ligada a la música ranchera por ADN, como hija del compositor Francisco Reyes y sobrina de la inmortal Lucha Reyes, desde los 16 años canta por destino, alentada en una reunión familiar ni más ni menos que por Lola la Grande, Lola Beltrán, después de que ésta la escuchó interpretar Sufriendo a solas, la joya de José Ángel Ferrusquilla.

Foto: Especial

Justo el compositor sinaloense la bautiza como Paloma Reyes, La voz de la pasión, que en 30 años de carrera ha cantado ya en el Caesar’s Palace de Las Vegas y apenas el pasado 28 de mayo recibió un homenaje en el Teatro de la República, por sus tres décadas de canto.

Generosa, ahora comparte escenario con quien ahora tomó la alternativa por el canto con una primera grabación que ya circula en Spotify y otras plataformas de internet, “Lo vas a pagar”, de José Luis Ceja, en una producción de Chucho Rincón y Fabián Rincón, ganadores de 5 Grammys y 9 Grammys Latinos, además de ser fundadores del Instituto Mexicano del Mariachi y productores de Joan Sebastian y de la Sonora Santanera, entre otros artistas y agrupaciones.

Por azar o destino la canción salió al público el 22 de noviembre de 2018, Día del Músico, y El Águila Dorada la presentó, también en el Hobos, al día siguiente, en el 45 aniversario luctuoso del señor José Alfredo Jiménez, nomás con la intención de echarse el último trago.

Mauricio Zapata, asiduo cantante en el Festival de Cine de Todos los Santos de Baja California Sur, alternó también con Tania Libertad en una presentación en esa localidad.

El Águila Dorada, quien ha tomado clases con la mezzosoprano mexicana, Eva María Santana, interpretará en el bar Hobos de San Ángel Serenata huasteca, Juan Charrasqueado, El Rey, La feria de las flores, Mátalas, Ella, y a dúo con Paloma Reyes, El silencio de la noche y Vámonos.

Foto: Especial
Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones