Connect with us

Nación

“No vamos a cambiar la estrategia de seguridad, son los adversarios los que deben reconocer sus errores”: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) declaró que no cambiará su estrategia de seguridad y que son sus adversarios los que deben reconocer los errores que cometieron al intentar frenar la violencia solamente con “mano dura”. Esto luego de que el pasado martes fuera el día más violento de todo el sexenio con 118 homicidios, lo cual contrastó con la tendencia a la baja anunciada por la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez.

En conferencia de prensa, AMLO fue cuestionado sobre si contempla hacer una pausa para reflexionar sobre su estrategia de seguridad y cambiarla ante la continuidad de hechos delictuosos, a lo que este respondió negativamente y aseguró que por el contrario son los partidos que gobernaron anteriormente los que deben reconocer que se equivocaron y que los errores en política “son como crímenes en el mejor de los casos”.

López Obrador consideró que este es un debate de fondo dado que él sostiene con el actuar en materia de seguridad que el ser humano no es malo por naturaleza, sino que son las circunstancias las que les llevan a tener esas conductas antisociales. Al respecto, dijo que durante su gobierno se ha atendido el origen de la violencia mediante los programas de bienestar, mismos que considera una filosofía que contrasta con la mano dura de los conservadores, quienes querían disminuirla con más cárceles, penas o hasta el exterminio de los delincuentes.

Te puede interesar: Durante abril, secuestros en México alcanzaron su mínimo histórico y homicidios su punto más bajo en 5 años

AMLO comentó que para él se ha ido avanzando en la solución del problema bajo este nuevo enfoque porque ya se contuvo el incremento de homicidios, algo que probablemente no hubiese ocurrido y continuarían en ascenso si alguno de los otros candidatos hubiera ganado la elección presidencial de 2018. Como pruebas expuso los datos de los periodos de enero-abril de 2016 a 2022 a fin de mostrar la variación de homicidios dolosos acumulados en ese tiempo respecto al año anterior, en los que se observa que de 2015 a 2016 aumentaron 16.4%; de 2016 a 2017 incrementaron 32.7%; de 2017 a 2018 subieron 23%; y de 2019 a 2020 la cifra creció 3.9%.

En contraste, el mandatario señaló que para 2021 comenzó a verse un cambio dado que en los primeros cuatro meses del año hubo un decremento de -3.9% en el número de asesinatos en México respecto al mismo periodo de 2020 y que en 2022 bajaron -12.3% frente a los datos de un año antes.

Por otra parte, el presidente recalcó que el que el Estado ya no esté propiciando masacres es una gran diferencia. Asimismo, reiteró que ahora ya existe otra vez una frontera entre la delincuencia y la autoridad pues en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa su secretario de Seguridad, Genaro García Luna, perseguía a algunos grupos criminales solamente para favorecer a otros.

Finalmente, López Obrador opinó que la existencia de picos de violencia, como el vivido el pasado martes, se debe también a que algunos funcionarios locales están vinculados con la delincuencia organizada o que son mantenidos pese a que no han dado resultados. En especial, este se refirió al fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, pues desde 2009 ha ocupado su puesto pese a que su entidad se ha vuelto una de las más inseguras a nivel nacional, poniendo como ejemplo que 10 de las 118 víctimas del día citado ocurrieron en la entidad del bajío mexicano.

«Le he pedido respetuosamente al gobernador que haga una evaluación sobre el funcionamiento de la fiscalía estatal pero parece que ahí hay grupos de intereses creados que son los que mandan», dijo.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones