Connect with us

Nación

Mujeres, más afectadas en su desarrollo por vida conyugal: INEGI y Colmex

INEGI, COLMEX, EDER
Foto: Mauricio Arellano

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) y el Colegio de México (Colmex) presentaron los resultados de la Encuesta Demográfica Retrospectiva (EDER) 2017, en la cual se señala que la brecha entre hombres y mujeres es aún grande en temas como la educación y trabajo.

De acuerdo con el estudio, la unión conyugal pesa más a las mujeres que a los hombres, pues en los últimos veinte años del siglo XX, el 42.4% de las mujeres menores de 20 años se han visto obligadas a casarse antes que los hombres, pues tan solo el 26.9% de ellos se casan antes de los 20. En muchos casos, este proceso se asocia con los embarazos adolescentes y la primera relación sexual, pues el 75% de hombres menores de 20 años ha tenido relaciones sexuales por un 69.4% de mujeres. La diferencia entres ambos porcentajes se trata del abandono por parte del padre.

Los datos que se muestran en la EDER 2017 se enfocan, como se dijo, en eventos que dan inicio a las trayectorias y que suceden durante los primeros 20 años de vida; de esta manera, el análisis se centra en las transiciones a la vida adulta (y todo lo que eso conlleva), a las transformaciones intergeneracionales con un enfoque de género.

La encuesta toca diversos temas, pero lo importante de ésta es encontrar la relación que existe entre los procesos transgeneracionales.

Por ejemplo, en cuanto a migración, los hombres migran más que las mujeres en los primeros 20 años de vida, aunque de 1988 a 1997, la migración en ambos casos ha descendido, pues en 1962 y en 1967 el porcentaje de hombres y mujeres que migraban era de 27.3% y de 23.4%, respectivamente y en el primer periodo (de 1988 a 1997), el porcentaje ha disminuido a 19.9% para hombres y 18% para mujeres.

Sobre la salida de la escuela, las mujeres han desertado menos que lo hombres, pero de 1988 a 1997, el porcentaje ha sido casi el mismo, 67.5% para hombres y 67.2 para mujeres.

Si hablamos del primer empleo, los hombres se han visto obligados a trabajar más en sus primeros 20 años de vida que las mujeres. Incluso en los últimos 20 años, el 71% de los hombres menores de 20 años se ven obligados a trabajar y el 50.4% de mujeres hace lo propio; por el contrario, las mujeres han tenido más peso en el trabajo doméstico, pues en los años de 1988 a 1997, al menos el 68.1% de las mujeres menores de 20 años han trabajado en algún hogar por un 34% de hombres en el mismo lapso.

“Lo importante de la EDER —dijo Silvia Giorlugi— es vincular procesos en el tiempo en el curso de vida de las personas. Los datos que aquí se muestran pueden cambiar considerablemente, pero debemos entender por qué se da uno y otro fenómeno y que relación guardan para atender de manera correcta todas las problemáticas”.

La EDER tiene por objetivo recolectar información longitudinal que resume la historia de vida de las personas de 20 a 54 años.

En dicho evento estuvieron presentes autoridades de ambas instituciones como Silvia Giorguli, presidenta del Colmex; María Eugenia Zavala, Coordinara de la Maestría en Estudios de Género del Colmex; Edgar Vielman, titular
de la Dirección General de Estadísticas Sociodemográficas, y Santaella Castell, presidente del INEGI.

La EDER recolecta información precisa y veraz sobre las condiciones de vida de hombres y mujeres y su relación con distintos procesos sociodemográficos como la migración, educación, trabajo, familia, nupcialidad, fecundidad, anticoncepción y discapacidad, coresidencia con familiares (padres, especialmente) y supervivencia de padres e hijos, entre otros temas.

También proporciona información de contexto sobre características y condiciones de vida actual y de la infancia, así como satisfacción con la vida actual y en distintos periodos de su existencia.

Como información adicional, la EDER 2017 da un seguimiento a los proyectos de encuesta longitudinal de carácter nacional de 1998 y 2011 y, con ello, México es hasta ahora el único país de América Latina que implementa a nivel nacional este tipo de encuestas biográficas, retrospectivas y representativas de hombres y mujeres de distintas generaciones.

“El uso de esta Encuesta es fundamental para analizar los problemas sociales de forma longitudinal y transversal. Esto ayudará, indudablemente, a la creación de mejores políticas públicas”, dijo Silvia Giorguli.

La EDER muestra eventos que tienen una transición importante en las personas como por ejemplo la salida de la escuela, la entrada al mercado laboral, salida del hogar de hombres y mujeres de la casa de sus padres, entrada en unión conyugal, su primer hijo, entre otras cosas.

La maestra María Eugenia Zavala dio un ejemplo claro: “Hay una relación entre la escolaridad y el nacimiento del primer hijo. Si antes las mujeres tenían su primer hijo antes de los 20, porque sus estudios eran pocos o nulos, ¿por qué hoy día las mujeres menores de 20 años tienen también su primer hijo a los 20 si los estudios de ellas son superiores a los de la mamá?; no estamos poniendo sobre la palestra la relación, estamos viendo la realidad de las mujeres de hoy día; bueno, en esto nos ayuda la EDER.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones