Connect with us

Estados

Migrantes protestan por cuarto día consecutivo en Tapachula

Migrantes protestan por cuarto día consecutivo en Tapachula

Por cuarto día consecutivo, cientos de migrantes que permanecen varados en la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, Chiapas, se manifiestan en la entrada de esta sede del Instituto Nacional de Migración (INM) para exigir a las autoridades agilizar la recepción de solicitudes de asilo así como la entrega de pases de salida.

Desde la tarde del pasado lunes, migrantes de origen haitiano, africano y asiático, iniciaron una protesta pacífica que derivó en una confrontación con elementos de la Guardia Nacional y la Policía Federal que han buscado contener a los inconformes mediante el uso de la fuerza.

A lo largo de esta semana, adultos y menores de edad han realizado diversos mítines y bloqueos en las inmediaciones de la Estación Siglo XXI, donde permanecen varadas cerca de 2 mil personas, impidiendo la entrada y la salida de peatones y vehículos del INM destinados a la detención y deportación de migrantes.

Te Puede Interesar:

La situación comenzó a tornarse crítica la noche del pasado martes 20 de agosto cuando efectivos de la Guardia Nacional desplegaron un operativo para desalojar a los migrantes que habían montado un campamento a la entrada de la Estación Migratoria el día previo.

Aunque los agentes federales no tuvieron éxito en su misión, la trifulca dio como resultado la detención de cuatro extranjeros que fueron remitidos a las autoridades correspondientes, hecho que, sin embargo, no bastó para poner fin a la manifestación.

El miércoles 21 tuvo lugar un segundo conato de desalojo menos agresivo que el día anterior, marcado por el notable desgaste físico de uniformados y manifestantes, ambos bandos que, durante un momento de aparente ‘tregua’, repartieron agua y alimentos a los niños.

El día jueves se reanudó la faena. Los migrantes volvieron a portar pancartas, esta vez con leyendas que llamaban a la no discriminación. En este contexto de incertidumbre y roces con las fuerzas del orden, aunado a las altas temperaturas que esta semana alcanzaron los 36 grados centígrados en Tapachula, una mujer embarazada de origen africano se desvaneció y sufrió una serie de convulsiones gracias a una insolación severa, por lo que fue atendida de inmediato por personal médico de la unidad migratoria.

Al respecto de los distintos incidentes que se han registrado a lo largo de esta semana, el INM informó a través de un comunicado que el personal de la Guardia Nacional y de la Policía Federal actuó en correspondencia con los protocolos dictados por instancias de Derechos Humanos a nivel nacional e internacional, brindando «en todo momento atención y apoyo a los extranjeros», auxilio que habría sido rechazado por los inconformes.

“Hubo algunos empujones y jaloneo con las autoridades para salvaguardar la integridad física de los extranjeros que se tendían en la vialidad, por lo que se les retiró para que no fueran atropellados”, subrayó la dependencia al respecto de los enfrentamientos registrados en las inmediaciones de Siglo XXI.

Más en LaHoguera:

A raíz de los altercados que hasta el momento continúan de manera esporádica, la Guardia Nacional ha incrementado su presencia en calles y espacios públicos de Tapachula por medio de operativos que pretenden ubicar a extranjeros que aún no hayan regularizado su situación migratoria en el país. Pero lo que han reiterado los migrantes desde que el pasado lunes dio inicio la protesta, es que esa es precisamente su intención.

De acuerdo con la actual legislación en materia de política exterior, los migrantes tienen acceso al proceso para recibir el estatus de refugiado por razones humanitarias o, en su defecto, un oficio de salida que los ampara con un plazo de 20 días a partir de la emisión del mismo para salir del país sin riesgo de detención.

Sin embargo, algunos de los inconformes han señalado que llevan no menos de tres meses, algunos hasta medio año, sin recibir una respuesta clara por parte de la autoridades de Migración que, supuestamente, tendrían que otorgarles todas las facilidades para continuar su camino hacia la frontera norte de México.

La gran mayoría de los migrantes que se mantienen a la expectativa de realizar alguno de estos trámites, son personas que no cuentan con los recursos económicos necesarios para solventar una estancia tan prolongada en México y, en contrapartida, debido a que si situación migratoria no ha sido regularizada, tampoco cuentan con acceso a oportunidad de empleo alguna.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones