Connect with us

¡Qué espectáculo…!

‘Metrópoli’, bajo su propio riesgo

Foto: Twitter

Este martes a las 21 horas en A&E inicia la segunda temporada de un experimento televisivo llamado Metrópoli, una vil copia que no alcanza ni la región 4 de la mezcla entre un realy show y un documental como Patrulla Nocturna: Emergencias Médicas o Policías en Vivo, que se difunden por la misma señal de televisión de paga.

En esta serie de historias vemos, o por lo menos así fue en la primera entrega, a la policía capitalina realizando su trabajo, o eso se supone que debería de ser.

Estos uniformados nos muestran su lado bonito de fuerza, cómo, con amabilidad, le piden a la delincuencia que se detenga para ser arrestados por vender drogas, asaltar o por alguna pelea donde hay heridos.

También se observa a paramédicos que asisten a quien los necesita “surcando las calles de la metrópoli para llegar lo más pronto posible”.

Lo irónico del asunto es que, y sin afán de hacer que queden mal, cuando están con el paciente en turno, demuestran una falta de preparación muy preocupante y en ocasiones la mala organización o coordinación de los distintos centros hospitalarios al llamar por radio, decir que van con un paciente y que del otro lado de la frecuencia les digan que ellos no pueden recibirlos.

Otros cuadros de humor involuntario se dan cuando se muestra el trabajo de los uniformados del Alcoholímetro.
En verdad que quien hace lo que se supone es un seguimiento de casos a resaltar, no sé si llamarle director, pero él, deja los casos más absurdos y en donde a la corporación le ponen una diana para que sea el blanco de burlas.

Te puede interesar: Tom Hanks y Rita Wilson son dados de alta; seguirán en tratamiento

Metrópolis es el claro ejemplo de que si se va a hacer una copia de un programa extranjero, primero se debe ver con qué se cuenta para poder desarrollar guiones que ofrezcan historias y no provoquen la risa.

También, y si es verdad que se debe dejar a los protagonistas libres para que hagan su chamba, también se les tiene que dar una orientación de hacia dónde se busca ir porque como están pareciera que están actuando, algo así como Federico (Consuelo Duval) en La Familia P.Luche cuando se cree que Ludovico (Eugenio Derbez) se quiere suicidar y dos policías lo bajan de la azotea para subirlo a la patrulla y es cuando su “amada esposa” comienza a llorar para que la vean en la tele.

Está bien buscar competir  con las grandes ligas, pero no se disparen al pie pues por si fuera poco, el narrador parece una mezcla de bajo presupuesto de, guardando las proporciones por supuesto, de Álvaro Mutis en Los Intocables, y Mario Castañeda en Los Años Maravillosos.

Hacer series de este tipo requiere de una mayor imaginación que la acostumbrada, pues no debe sembrarse la duda de que lo expuesto en pantalla es real y no personas a las que se les da un varo para que los dejen hacer unas tomas en un operativo policiaco o al auxiliar a una persona accidentada.
Con ello, aquel que decida ver Metrópoli, lo hace bajo su propio riesgo

Leer más
Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones