Connect with us

Nación

Esta es la medida con la que AMLO busca parar a los “chapulines fifís”

AMLO busca que no haya chapulines que salten del gobierno a la IP
Foto: Twitter / AMLO / Captura de Pantalla

Un día después de señalar a exfuncionarios públicos que desempeñaron cargos en la iniciativa privada, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó detalles sobre la ley con la que busca frenar a los que llama “chapulines fifís”. Insistiendo en su compromiso de separar el poder económico del poder político, el primer mandatario aclaró que no está en contra de los empresarios ni que “todo el que tiene es malvado”.

Acompañado por Irma Sandoval, secretaria de la Función Pública, López Obrador presentó esta mañana parte de la iniciativa de la Ley Federal de Austeridad Republicana. Con la cual busca frenar a “los funcionarios públicos que terminan su desempeño en un cargo y luego pasan, chapulines fifís, brincan, chapulines conservadores, a trabajar a las empresas relacionadas con ellos, con el desempeño que tenían”.

El Artículo XXVIII de esta iniciativa establece la “separación categórica entre la función pública y los intereses privados”. Por lo que, además de la prohibición de 10 años a exfuncionario que busquen incorporarse a la iniciativa privada, también se obligará a los aspirantes a “separarse legalmente de los activos e intereses económicos que estén relacionados o afecten de manera directa el ejercicio de sus responsabilidades públicas”.

Ante las críticas de que el periodo de una década es demasiado largo para que los exfuncionarios encuentren una nueva fuente de empleo, López Obrador argumentó que “hay otras empresas, hay otras actividades, algunos de ellos tienen maestría, tienen doctorado, hasta en universidades del extranjero. Pueden ser maestros, pueden tener forma de seguir trabajando”. Así como llamó a los funcionarios de su gobierno a comenzar a ahorrar para cuando culminen su gestión, bromeando con que les dará un ‘cochinito’ para que guarden parte de sus sueldos.

López Obrador también aclaró que “no todo el que tiene es malvado, hay quienes han logrado su patrimonio de conformidad con la ley y además con ética, y ellos merecen todo nuestro respeto, toda nuestra admiración”. Así como instó a los miembros de la iniciativa privada a “que sean verdaderos empresarios, no quienes practican el influyentismo disfrazados de empresarios”.

En este sentido, el presidente dijo que su gobierno no está en contra de la iniciativa privada ya que, al contrario, requieren de esta, tanto nacional como extranjera, para el desarrollo del país. Pidiendo al sector empresarial que “en vez de defender a ciegas a los particulares, al sector privado, hagan el compromiso de apoyar a empresas con dimensión ética, a verdaderos empresarios, no a corruptos que se han dedicado a dañar al país, a saquear a la hacienda pública”.

“Muchas de estas cosas de abusos, de falta de moralidad, se presentaron por la mescolanza entre poder público y poder privado, o sea, no había frontera, no había separación”, consideró el primer mandatario. Agregando que separar estos intereses será benéfico para todos, tanto para el gobierno como el sector empresarial y la ciudadanía en general.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones