Connect with us

Metrópoli

Marchan mujeres contra violencia; un grupo vandaliza Metrobús Insurgentes

Foto: Cuartoscuro

Esta tarde se llevó a cabo la protesta denominada en redes sociales “Diamantina Rosa”, la cual tenía como objetivo manifestarse en la Glorieta de Insurgentes de forma pacífica por el caso de una supuesta violación a una joven de 17 años en la alcaldía de Azcapotzalco.

Sin embargo, la protesta tomó el peor de los giros: alrededor de 15 mujeres dañaron la estación del metrobús Insurgentes, rompieron cristales, pintaron grafitis, dañaron aparatos electrónicos y hasta encendieron fuego al interior de la estación.

Las manifestantes comenzaron a reunirse en la Glorieta de Insurgentes alrededor de las 6:30 de la tarde. En un inicio se tenía planeado marchar hacía la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, pero de último momento los contingentes decidieron dar tan sólo una vuelta a la Glorieta por la calle Liverpool. Al llegar a la entrada de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, se encontraron con el grupo de mujeres policía denominado Atenea, el cual se componía únicamente de mujeres.

Las policías en ningún momento agredieron a las manifestaciones, sólo se mantenían postura de firmes. Sin embargo, el trato no era correspondido, pues las mujeres de la protesta gritaban ofensas tales como: “¡Vendida!”; “¡Defiendes a un macho!”, ¡Sí no te quitas te vamos a tumbar!”, entre otras.

En ningún momento hubo un pliego petitorio de los contingentes, o al menos no se le dio lectura en la protesta. Fue entonces cuando comenzaron con la destrucción del Metrobús Insurgentes. Para ese entonces, autoridades del metrobús ya habían desalojado la estación.

La violencia era generada por un grupo de alrededor 15 mujeres, las cuales se cubrían el rostro. Iniciatin con el rompimiento de cristales de la estación. Algunas llevaban martitllos y mazos con los que se facilitaba la rotura de los vidrios.

Enseguida comenzó la destrucción de los aparatos lectores de tarjeta y torniquetes. En muchos pintaron grafitis. La protesta terminó con una pequeña hoguera al interior de la estación. Luego de esto varias jóvenes rompieron filas y las que quedaron se hacían de palabras con los varones que veían desde la glorieta los desmanes.

Al finalizar, llegaron elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos de la CDMX para recoger los escombros que se originaron a raíz de la convocatoria a manifestarse contra la violencia hacia las mujeres.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones