Connect with us

Cultura

Manteca y carne de cerdo, las aportaciones hispanas al tamal

Manteca y carne de cerdo, las aportaciones hispanas al tamal
Foto: Especial

Como es tradición, cada 2 de febrero, Día de la Candelaria, los mexicanos comen el famoso tamal y es una celebración que se realiza tras casi un mes de haberse cortado la rosca de reyes. ¿Pero sabías que algunos ingredientes del tamal no son meramente prehispánicos? Así es, la receta tal como la conocemos no viene directamente de mexicas y otras culturas y aquí te contamos su historia.

El ‘tamalli’ ha mantenido la misma presentación que en aquella época: maza cocida envuelta en distintos tipos de hojas, ya sea de plátano, maíz o maguey. Estos, al igual que ahora, eran rellenados con verduras, salsas, carnes o algunos frutos y se cocinaban en los comales para darles una consistencia firme.

Esta preparación era igual tanto en México, así como en países de Centroamérica; Chile, Perú, Argentina y Bolivia, donde algunas culturas también llegaron a asentarse y por lo cual actualmente se discute el verdadero origen de dicho platillo debido a los intercambios culturales que existieron en la época.

Sin embargo, el intercambio, y hasta cierto punto desaparición, cultural más grande que sufrió la antigua Tenochtitlan fue con la llegada de los españoles (1519-1521) cuando estos conquistaron el territorio y comenzaron a implantar diversas tradiciones y costumbres del país europeo. Estas se impusieron en la forma de vivir, la lengua, vestimenta, religión; y, por supuesto, la comida.

Es sabido que en las antiguas civilizaciones se acostumbraba comer carne, ya sea de perro (Xoloitzcuintle), iguana o aves, para sus platillos que a su vez se utilizaban para ofrendas y rituales, pero con la llegada de los españoles se introdujo otra carne de un animal traído por Hernán Cortés, el cerdo. Es así como la carne de cerdo se comenzó a ocupar en los tamales debido a que se consideraba menos desagradable que la carne de perro.

Pero no solo en eso intervinieron los españoles puesto que al traer uno de sus ingredientes de preparación es como el tamal comenzó a prepararse con manteca de cerdo.

Aunado a ello, los españoles cambiaron la manera de calentar el platillo, los comales se dejaron de utilizar debido a que con la llegada de los conquistadores, se trajeron consigo la vaporera, la cual hizo que el resultado final también cambiara; estos ya no tenían una consistencia del todo dura, sino únicamente firme, pero al momento de comer, este era suave y a la fecha se mantiene esa preparación.

Más en LaHoguera: Arrasa ‘Adú’ con 13 nominaciones a los premios Goya 2021

Leer más
Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones