Connect with us

Nación

Los paramédicos en tiempos de Covid-19

Foto: Cuartoscuro

Desde que comenzó la pandemia de Covid-19 en México, el requerimiento de los servicios de emergencia ha aumentado considerablemente, por lo cual los paramédicos son personas que se ubican en la primera línea de la batalla contra el Covid-19, a lado de los médicos y enfermeras, al trasladar a las personas a los hospitales. Además de las otras emergencias que surgen en una ciudad como la nuestra.

Anael Zúniga, paramédico que forma parte una dependencia privada en atención prehospitalaria siempre está “armada” de todo su equipo de trabajo, lleva puestos sus lentes, cubrebocas y guantes al lugar del incidente, “debido a que siempre se puede estar en contacto con algunas mucosas, sangre u otras sustancias corporales”.

Diariamente, la paramédico Zúñiga realiza entre dos y tres traslados, cantidad que varía dependiendo las llamadas de emergencia que reciban. Aunque ella no traslada a los pacientes de Covid-19, específicamente, no está exenta de que las personas que sufrieron accidentes automovilísticos, así como algunos casos clínicos como infartos y eventos vascular cerebrales (EVC), puedan tener el contagio sin que lo sepan.

Foto: Cortesía

La tripulación de una ambulancia se divide en operador (conductor), jefe de servicio y tripulantes, todos encargados de dar la atención” comenta Anael.

En cuanto a los traslados de Covid-19, los paramédicos siempre utilizan overol, careta y el cubrebocas km 95. A pesarde que el equipo encargado de esos traslados, siempre va bien protegidos, lamentablemente se han registrado defunciones y contagios de coronavirus.

Las defunciones y contagios principalmente se dieron en los meses de mayo y junio, mediados de pico de la pandemia de México y se dio principalmente entre los comandantes, jefes y colegas que son enfermeros paramédicos.

A pesar de lo duro que pueda ser a veces la labor de un paramédico, Anael Zúñiga menciona que es gratificante saber que pudiste ayudar a una persona que necesitaba de los servicios.

“Es algo muy emotivo saber que puedes ayudar a los demás teniendo los conocimientos, que puedes servir, la palabra “gracias” te quedan muy marcados”.

No obstante, así como hay gente que agradece la atención y los labores que realizan, siempre hay personas que los amenazan y hasta los agreden “Es el pan nuestro de cada día… Yo siento que es como falta de desinformación o ignorancia porque creen que tú llevas el virus y los vas a contagiar”, cuando acuden a servir un accidentado o paciente de otra enfermedad.

Aparte de ser paramédico certificada, Anael Zúñiga es alumna de la licenciatura de Fisioterapia, una disciplina de las ciencias de la salud, que tuvo más reconocimiento durante la pandemia del nuevo coronavirus, ya que muchos de los pacientes que fueron contagiados presentaron secuelas como un daño pulmonar o atrofia muscular.

Foto: Cortesía

Los fisioterapeutas intensivistas o cardio pulmonares son los que se encargan de atender a los pacientes que tuvieron Covid-19. Anael destaca que desde que el paciente se encuentra internado en el hospital en el área de cuidados intensivos se puede empezar a dar la terapia con el objetivo de regresar a la persona a las actividades de la vida cotidiana, lo más pronto posible.

“Un ejemplo es la técnica de drenaje de secreciones endobronquiales, movilizaciones, cambios de posición. Decúbito prono, ventilación no invasiva, aspiración de secreciones con sistema cerrado. Los especialistas en terapia UCI y cardiopulmonar pueden realizar varias técnicas para aumentar el flujo inspiratorio-espiratorio y poder revertir la hipoxemia, siempre trabajando con un equipo multidisciplinario”.

Por otro lado, destaca, la rehabilitación post hospitalización o post-cuidados intensivos puede ayudar a disminuir los efectos que causa estar encamados, mediante ejercicio pasivo para fortalecer la musculatura.

Para ello, se realizan cambios de posición incluyendo ejercicios para entrenar la musculatura espiratoria-inspiratoria y mantenerse activos para que el paciente no llegue a la fatiga.

“Siempre se debe de estar monitoreando la presión arterial, la saturación de oxigeno, frecuencia cardiaca y frecuencia respiratoria. El objetivo es poder reincorporar a los pacientes a sus actividades ofreciendo calidad de vida”.

Te puede interesar: Inai instruye a Salud hacer formal incompetencia sobre datos de médicos 

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones