Connect with us

Internacional

Gobierno catalán no se retractará, advierte portavoz de Puigdemont

Foto: Especial

Jordi Turull, el portavoz del Govern, explicó este martes que el presidente catalán, Carles Puigdemont, ofrecerá de nueva cuenta al gobierno español el jueves iniciar un diálogo “sin condiciones”, e indicó que el gobierno de Cataluña no cambiará su posición.

“El Govern no se moverá. ¿Quieren sentarse a hablar sí o no? El jueves veremos si siguen en la represión o si quieren hablar; hablar sin condiciones”, expresó.

Recordemos que el jueves expira el plazo que el poder central, específicamente Mariano Rajoy, dio a Puigdemont para aclarar si dio o no una declaratoria de Independencia durante su discurso en el Parlament. Si la respuesta es “sí” o no es clara, Rajoy aplicaría lo establecido en el 155 constitucional sobre la suspensión de la autonomía.

No obstante, el vocero del Govern dijo que no es de su correspondencia aclarar si efectivamente el mandatario catalán declaro a Cataluña como independiente e insistió que la responsabilidad de reconocer la nueva República es únicamente del presidente Mariano Rajoy.

Turull recordó que este lunes Puigdemont envió una carta a Rajoy que tuvo respuesta inmediata del gobierno español, asimismo no ahondó en detalles sobre cómo se pronunciara Puigdemont ante la advertencia de Rajoy, pero expresó que lo hará con toda la cortesía institucional.

El gobierno catalán también tiene sus “maneras”

El portavoz señaló que si el el mandatario español no está dispuesto a dialogar, el Govern también tendrá forma de tomar sus propias decisiones, sin detallar sobre éstas.

Turull advirtió que el líder catalán no tiene planes de renunciar a la Independencia ni de desconocer los resultados de referéndum del 1 de octubre.

Además, expresó que de aplicarse el artículo 155 de la Constitución, quien romperá con la vía del diálogo será el gobierno español y no el catalán, lo que dará una mala imagen ante la comunidad internacional.

Encarcelan a líderes independentistas catalanes

Jordi Sánchez, presidente de la asociación Asamblea Nacional Catalana y Jordi Cuixart, presidente de la organización Ómnium Cultural, fueron ingresados hoy a una prisión en Madrid como principales alentadores del referendo separatista.

Por orden de la jueza Carmen Lamela, se ordenó el encarcelamiento de estos líderes, lo que provocó de inmediato un sinfín de protestas en Barcelona.

En la carta enviada a Rajoy, Puigdemont pidió aclarar la situación de Sánchez y Cuixart, sin embargo, Lamela expresó que éstos permanecerán presos mientras se investiga su relación con las protestas de septiembre en la capital catalana.

Ambos podrían enfrentar una condena de 15 años de prisión.

 

OPC

 

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones