Connect with us

Nación

Esposos asesinos: historias de feminicidios en México

En el reporte más reciente del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), publicado en octubre, se informó que en el transcurso del año, 3 mil 142 mujeres han sido asesinadas en México hasta ese último informe, sin embargo, ha habido casos que causaron consternación por la forma en la que las mujeres han perecido pues fueron sus parejas sentimentales quienes cometieron feminicidio.

El caso más reciente reportado fue el de la maestra de danza de la Universidad Autónoma del Estado de México, quien fue asesinada presuntamente por su esposo. Sonia “N” fue privada de la vida el pasado 10 de diciembre y su cuerpo fue hallado en el teatro universitario “Los Jaguares”, ubicado en Toluca.

Tras la denuncia se iniciaron las pesquisas por parte de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México la cual reportó como principal sospechoso al esposo Edgar Rafael “N”.

Sonia, días antes había interpuesto una orden de restricción para que su marido no se acercara a ella; sin embargo, tras acudir al auditorio para realizar las prácticas con el alumnado con motivo de los festivales navideños próximos, la profesora de 42 años fue hallada muerta dentro del baño ubicado en el primer piso del recinto.

El fiscal Alejandro Gómez Sánchez informó días más tarde que mediante las cintas de grabación de las cámaras de seguridad se pudo observar que Edgar Rafael salió del teatro Los Jaguares la misma noche que su esposa se encontraba en el recinto; sin embargo, a ella no se le observó partir del lugar. Del mismo modo se expuso que la mujer falleció tras ser estrangulada con su bufanda.

Tras su detención y declaración, la fiscalía ordenó el ingreso de Edgar Rafael al penal de Santiaguito en Almoloya de Juárez.

Otro caso fue el de Abril Pérez, quien el 25 de noviembre, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, fue asesinada presuntamente por su esposo el ex CEO de Amazon México Juan Carlos García, quien salió de México 5 días después de que los hechos ocurrieran.

Abril se trasladaba junto a sus hijos al aeropuerto cuando una motocicleta se colocó a la altura del asiento del copiloto donde ella se encontraba para después realizar las detonaciones de arma de fuego.

Luego de ser llevada al hospital cercano, se informó que por sus heridas de bala (un impacto en el cráneo y otro en la espalda) la mujer falleció. Juan Carlos, al enterarse de los hechos, solicitó mediante una carta que se esclareciera el asesinato, no obstante la hija mayor de Abril, Ana Cecilia, publicó en su cuenta de Twitter que su madre sufrió violencia infligida por su papá. “Mi mamá fue asesinada el 25 de Noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, después de haber luchado contra la violencia infligida por mi papá durante muchos años de su vida”, escribió.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) giró una orden de aprehensión en su contra luego de que rompiera su compromiso de colaborar para esclarecer el suceso, puesto que para el 6 de diciembre, el ex CEO de Amazon ya no se presentó a firmar la medida cautelar por el delito de violencia familiar impuesta por la Unidad de Medidas Cautelares en el Tribunal Superior Judicial.

Actualmente se conoce que Juan Carlos huyó del país, sin embargo, ahora tiene una ficha roja para que incluso la Interpol haga la detención del empresario.

En Naucalpan se registró otro feminicidio. Jacqueline Alva junto a sus hijas Brenda y Sofía fueron asesinadas por su ex esposo Pedro Rivera. De tan sólo 20 años, la joven ya había impuesto una denuncia contra su ex marido por la violencia que sufrió. Tras querer regresar a los estudios para salir adelante con sus hijas, su pareja la citó en diversas ocasiones para intentar recuperar la relación entre ambos, además de que el sujeto alejó a las menores de su hogar y de su madre. Sin embargo, ella era firme en su decisión de no volver a aquella violencia familiar.

Luego de una última reunión en el interior de su casa ubicada en la demarcación mencionada del Estado de México para recuperar a sus dos hijas, vecinos comentaron que los gritos de Juan Carlos se escucharon y entre lo dicho por el hombre éste habría dicho: “¡Te voy a matar!”, mientras que sus dos hijas lloraban.

Minutos más tarde se realizó el reporte y tras el arribo de los elementos de seguridad se notificó que Jacqueline de 20 años falleció estrangulada, mientras que sus hijas murieron presuntamente envenenadas. Asimismo, se encontró en el inmueble una carta póstuma en la que solicitó que velaran y enterraran a la familia juntos pues él amaba a su familia.

También está el caso de la alumna de la Universidad de Guanajuato, hecho que indignó a la sociedad y fue el detonante del movimiento emprendido por alumnos de dicha institución que protestaron para exigir mayor seguridad para los estudiantes y en la entidad. Ana Daniela “N” falleció por estrangulamiento.

Ana Daniela, quien estudiaba la carrera de Biología Experimental, falleció por asfixia en su habitación a finales de noviembre. De acuerdo con las investigaciones realizadas por la Fiscalía General del Estado (FGE) fue asesinada por su exnovio Jonathan Iván “N” y quien fue capturado por elementos de seguridad de la ciudad de León.

Mediante videos de cámaras de vigilancia, la FGE detectó la llegada de Jonathan en una camioneta Chevrolet Tornado al domicilio ubicado en la colonia Noria Alta, varios minutos después se observó que el joven salió apresuradamente con una maleta en la mano y otros objetos más. Sus padres declararon que una noche antes Daniela les comunicó que saldría con sus amigas por la noche, sin embargo, en la mañana siguiente encontraron a la alumna muerta en su dormitorio.

Entre los hechos violentos contra mujeres también se cuenta el asesinato de la historiadora Raquel Padilla. El autor, Juan Armando “N”, esposo de la historiadora, quien la acuchilló al interior de su departamento.

Los hechos ocurrieron entre la tarde del 7 y la madrugada del 8 de noviembre cuando de acuerdo con 7 testimonios, entre ellos sus dos hijos, Raquel Padilla falleció luego de que su pareja sentimental la acuchillara 45 veces en el rostro y en el cuello.

Su hijo de 12 años fue testigo presencial y declaró ante las autoridades que tras una discusión entre sus padres, el agresor pidió que saliera de la cabaña ubicada en El Sauz de Ures, cerca de Hermosillo, Sonora. Luego de ello, agregó que escuchó gritos dentro del inmueble por lo que decidió entrar para encontrar al hombre de 58 años acuchillando a la historiadora.

Tras presenciar lo ocurrido, el menor llamó a la policía local para que acudiera a la cabaña. En cuanto las autoridades llegaron, encontraron el cuerpo tendido de Raquel y sobre ella a Juan Armando quien escribió en el suelo “Perdóname” con la sangre de su víctima. Asimismo, el agresor se hirió con una navaja de 15 centímetros por lo que tuvo que ser llevado al Hospital General de Sonora.

Otro de los testimonios fue su hija de 24 años, quien declaró que la relación de sus padres era complicada pues su papá obligaba a Padilla a caminar detrás de él y tenía comportamientos agresivos cuando tomaba. Por otra parte, los vecinos afirmaron que la familia lidiaba constantemente con el alcoholismo del padre.

Tras su captura y recuperación, el feminicida fue sentenciado a 45 años de prisión.

Te puede interesar: Feminicidios y crimen organizado íntimamente relacionados: Inmujeres

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones