Connect with us

Nación

El yoga como apoyo para combatir el estrés durante el confinamiento

Foto: Especial

Muchas personas durante el confinamiento han optado por practicar yoga como apoyo de relajación para combatir el estrés provocado por varios factores derivados de la pandemia de Covid 19.

“Se dice que esta es la meditación más grande que existe a nivel mundial desde hace mucho tiempo. La gente necesita sacar el estrés acumulado, porque no es padre estar encerrado” señala Cinthya Domínguez López, maestra de yoga, egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La profesora Cinthya, quien es de la segunda generación de diplomados que da la Universidad para ser profesor de yoga, asegura que este ejercicio, como siempre y aún más en este confinamiento es benéfico para la salud, ya que ayuda a sacar todas las tensiones acumuladas durante el día.

Foto: Cortesía

La instructora menciona que, en la práctica del yoga y en su meditación, hay mucha liberación de serotonina y dopamina, así como de las “hormonas del bienestar” que permiten a las personas liberar las cargas negativas, y modificar su estado emocional y corporal.

Te puede interesar: Mascotas también han sido afectadas por confinamiento por el Covid-19

“Al hacer esto el cuerpo se va mejorando y, obviamente, el estado inmune y los sentimientos. Hay muchas meditaciones que te ayudan a liberarte emocionalmente. Es como si resetearas tu cerebro” reitera Cinthya López.

Ante la llegada de la pandemia, los ejercicios al aire libre y en espacios cerrados tuvieron que cancelarse; sin embargo, para continuar impartiendo estas prácticas, los profesores tuvieron que llegar a sus alumnos de otra forma como es a través de las plataformas.

Con el objetivo de que las personas continúen con sus meditaciones y tengan un buen equilibrio entre cuerpo y la mente, Cinthya ahora imparte sus clases por Zoom, durante una hora de lunes a viernes.

Foto: Cortesía

Señala que, al cambiar la forma de enseñanza de esta práctica, se debe estar más atento a los alumnos ya que de hacer mal los movimientos o los estiramientos, las personas pueden llegar a lastimarse durante las clases.

“La convivencia es ahora muy diferente, ya que jamás va a cambiar el estar el cara a cara. Cuando tu estás dando clases en Zoom sí ves a la personas pero no la presientes tanto, entonces tienes que cuidar mucho más el cómo decirles, explicarles y ver si lo están haciendo bien. Es más observación todavía y no puedes tocar a la gente” comenta Cinthya.

Menciona que para lograr una buena meditación desde casa, y practicar bien el yoga, es importante tener un ambiente tranquilo, y un lugar seguro y amplio para realizarlo, pues de lo contrario la paz mental y la tranquilidad del cuerpo no se lograrán.

“No es lo mismo ubicarse en un espacio que está destinado a hacer yoga a que se haga en un hogar donde se encuentra la familia, donde hay mucho ruido o simplemente que tengas una mascota que esté ladre y ladre. Es un trabajo más arduo” asegura.

El yoga puede ser practicado por todos, desde los más pequeños hasta las personas mayores debido a que esta práctica logra diferentes tipo de beneficios; no obstante, es importante que el alumno le diga al profesor si tiene alguna complicación de salud para que el manejo del yoga se logre adecuadamente.

Te puede interesar: «Está complicada la situación”: Covid-19 deja sin clientes a peluquerías y estéticas

“Hay personas que por ejemplo tienen lastimado su tobillo y en lugar de hacer una posición pueden hacer otra, si tienen algún dolor, molestia, si han sido operadas o tienen lastimada alguna parte de su cuerpo, entonces ya tú como profesor vas viendo como acomodar la postura para que a ellos les sirva sin lastimarse”.

Foto: Cortesía

Eso es en el caso de que una persona tenga un problema físico, pero cuando es fisiológico como por ejemplo diabetes, sobrepeso, hay ciertas rutinas de yoga que se le pueden impartir para ayudarlos a perder peso o nivelar su azúcar.

“Hay posiciones incluso para que los órganos de las personas puedan funcionar mejor. Todo eso les ayuda mucho, hay gente que empieza a cambiar y las cosas les van saliendo mejor porque se sienten bien tanto corporal como mentalmente”.

Afirma que una meditación de cinco minutos puede quitar la presión de horas, pero practicar el yoga durante una hora u hora y media, también le puede relaja su mente, “olvidarse de todo ya que está en el aquí y en el ahora”.

Hace menos de 10 años, la práctica del yoga era poco conocida, pero poco a poco más gente lo ha empezado a practicar y a enseñar con el objetivo de sentirse mejor consigo mismo.

“Ahora creo que de dos o tres años par acá, la gente ya está buscando más cosas espirituales, naturales, más consigo mismo, pues ya estábamos muy robotizados”, asegura Cinthya.


Aunque el semáforo Covid aún sigue en color naranja y no se sabe cuándo estará en verde, Cynthia afirma que ya se prepara para cuando se impartan las clases presenciales, empezará por realizar una limpieza profunda; se mantendrá una distancia entre tapete y tapete de dos metros y, al no poder tocar a los alumnos para corregirlos en sus posturas, los señalamientos serán por voz.

Foto: Cortesía

“Nada es para siempre, debemos aprovechar toda situación, y ahora es momento para que tú como persona te conozcas y veas tus límite y tus oportunidades. Creo que el yoga es una parte importante para que entres y también te conozcas a ti mismo”.

Te puede interesar: Restaurantes de comida china; vencen prejuicios y miedos

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones