Connect with us

Internacional

Deja marcha xenófoba en Costa Rica 44 detenidos

Especial

La xenofobia se apoderó de las calles de Costa Rica, luego de que una marcha contra inmigrantes nicaragüenses que llegan al país tico huyendo del régimen de Daniel Ortega fuera convocada por grupos de ultraderecha. El saldo, 44 detenidos.

Por la tarde de ayer sábado, cientos de costarricenses se congregaron en el parque de La Merced, en el centro de San José, la capital del país, donde suelen congregarse los inmigrantes provenientes de Nicaragua.  Los gritos de “¡Fuera, nicas!” “¡Asaltantesa!” y demás expresiones discriminatorias se escucharon en la manifestación. Varios de los presentes portaban banderas de Costa Rica y vestían con la camiseta de la selección de futbol.

La marcha, que se denominaba “pacífica”,  terminó con agresiones aleatorias hacia inmigrantes, momento en el cual intervino la policía. Luego de las 44 detenciones, se informa que las fuerzas judiciales decomisaron 13 armas blancas y ocho bombas molotov, además de un bate de beisbol.

Pasadas las 7:00 de la noche, el ministro de Seguridad, Michael Soto, informó en rueda de prensa que la protesta fue convocada a través de las redes sociales y que detrás de ella “hay algunos grupos”, como “barras de futbol y grupos con ideologías anárquicas, con formación nazi, que convocaron a sus componentes ya institucionalizados”, aunque aún falta investigar a profundidad para dar con los responsables.

Entre los manifestantes, dijo Soto, había algunas personas con antecedentes criminales por diversos delitos contra la propiedad y la vida, y también “sujetos con esvásticas en sus ropas y cuerpos”. Después, prometió aplicar la ley sin importar la nacionalidad y ha lamentado el mensaje de los manifestantes: “Los costarricenses no somos así”, afirmó.

Lamentaciones

Luego de que se conociera esta información, la coordinadora residente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Costa Rica, Alice Shackelford, lamentó estas manifestaciones violentas y xenofóbicas, así como reiteró su apoyo al Gobierno de Costa Rica en el fortalecimiento de sus capacidades institucionales para atender la inmigración nicaragüense.

“Naciones Unidas rechaza la manifestación violenta y xenofóbica… hacemos una llamado urgente a resguardar los derechos humanos de la población migrante que ha tenido que abandonar su país (…) Costa Rica es reconocida como un país que construye con los valores de solidaridad y derechos humanos, es momento de recordar esto; no son parte de su ADN estos comportamientos violentos y xenofóbicos”, añadió en entrevista para La Nación.

También Fernando Sánchez, miembro de la Coalición Universitaria nicaragüense, que desde hace unas semanas vive en Costa Rica, expresó que le ha “dolido demasiado” esta manifestación xenofóbica.

“A muchos solo nos ha quedado huir del país (Nicaragua) para salvaguardar nuestras vidas. He conocido a gente que está durmiendo en la calle, con niños, debajo de la lluvia. Mucha gente profesional refugiada, que les toca andar pidiendo en la calle con un letrero y una bandera de Nicaragua. Situaciones demasiado precarias”, lamentó.

Asimismo, el ministro de Comunicación del gobierno costarricense, Juan Carlos Mendoza, indicó en conferencia de prensa que las protestas son “inéditas” y pidió respeto a la legislación, las leyes y el Estado de derecho.

“Las manifestaciones tenían una forma que no responde a la idiosincrasia nacional, del ser costarricense, y claramente los discursos de odio, los llamados al odio y la violencia deben ser erradicados del país y no son sujeto de nuestra idiosincrasia. Debemos ser muy cuidadosos de cuidar esa paz y solidaridad humana que debemos practicar”, afirmó.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones