Connect with us

Internacional

Declara la OMS Emergencia de Salud Pública Internacional por la viruela del mono

Foto: Especial

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el actual brote de viruela del mono o símica en varios países constituye una Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional. Esto ante el incremento de contagios que se han dado en el último mes y el cumplimiento de algunos factores determinados en la reglamentación sanitaria supranacional.

En conferencia de prensa, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró que hace un mes convocó al Comité de Emergencia bajo el Reglamento Sanitario Internacional para evaluar el brote multinacional de viruela del mono. Para entonces, dijo, se concluyó que esta enfermedad no estaba todavía representando una emergencia pese a contar con 3,040 casos confirmados en 47 países.

Sin embargo, detalló que el monkeypox se ha diseminado en el mundo quintuplicando los casos positivos de infecciones, de modo que actualmente hay 16 mil casos reportados en un total de 75 países y territorios. Adicionalmente, la organización que lidera también tiene ya conocimiento de cinco muertes provocadas por este virus.

«A la luz de la evolución del brote volví a convocar al comité el jueves de esta semana para revisar los datos más recientes y asesorarme en consecuencia”, comentó y relató que en esta ocasión no hubo un consenso como en el anterior encuentro. Ante eso, procedió a considerar tanto los argumentos de los miembros y asesores del comité como otros factores, elementos a partir de los cuales determinó que la viruela del mono o símica es ya una Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional para la OMS.

Te puede interesar: Viruela del Mono: ¿Qué es, cómo se contagia, síntomas y cuál es su tasa de mortalidad?

Al respecto, señaló que la decisión está amparada de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional pues en primer lugar la información que ha recibido la organización muestra que el virus se está propagando rápidamente a varios países como no se había visto antes. Asimismo, mencionó que se han cumplido tres criterios que definen una emergencia de la naturaleza indicada:

-Que es un evento extraordinario.
-Que constituye un riesgo para la salud pública de otros Estados a través de la propagación internacional de la enfermedad.
– Que potencialmente pueden requerir una respuesta internacional coordinada.

Según expresó la OMS en un boletín, los miembros del comité que apoyaron la determinación señalan que las tendencias crecientes observadas en el número de casos notificados a nivel mundial podrían reflejar una subestimación de la magnitud real de los brotes. Asimismo, señalaron que se esperarían oleadas de casos a medida que el virus se introduzca en poblaciones susceptibles adicionales.

A la par, argumentaron que los modos de transmisión del brote actual no se comprenden completamente, pidieron considerar la morbilidad significativa asociada a la enfermedad y dijeron que existe la necesidad de generar más evidencia relacionada con la efectividad del uso de medidas farmacéuticas y no farmacéuticas para controlar los contagios recientes.

En contraste, otros indicaron que no apoyaban la determinación de establecer una emergencia al considerar que el brote mayoritariamente está siendo reportado en 12 países de Europa y América, sin indicios de un aumento exponencial de casos, y que incluso hay signos tempranos de estabilización o tendencias decrecientes observadas en algunos países.

De manera adicional, argumentaron que la mayoría de casos se observan en hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres (HSH) con múltiples parejas, de modo que existe la oportunidad de detener la transmisión en curso con intervenciones dirigidas a este segmento de la población. Aunque no negaron que existan casos fuera de dicha comunidad, mencionaron que estos son limitados, incluso entre trabajadores de la salud que han resultado contagiados.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones