Connect with us

Especiales

Captura de Caro Quintero, un logro para la estrategia de inteligencia de AMLO, afirma experto de la UNAM

Captura de Caro Quintero, un logro para la estrategia de inteligencia de AMLO, afirma experto de la UNAM
Foto: Especial

La captura de Rafael Caro Quintero, uno de los narcotraficantes más buscados en México y Estados Unidos, finalmente ocurrió la tarde de este viernes 15 de julio luego de ser buscado desde 2015, tras haber sido liberado dos años antes, el 9 de agosto de 2013, después de cumplir 28 años en prisión por los delitos de tráfico de drogas, secuestro y lavado de dinero, pero que le faltaban cumplir 12 años en prisión.

Para Javier Oliva Posada, profesor investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), esta detención representa una victoria para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y su estrategia de seguridad que más que basada en ‘Abrazos y no balazos’ —lema que considera que únicamente sirve como eslogan y que se hace una mala comunicación por parte del equipo de comunicación de la Presidencia—, se enfoca más en hacer inteligencia para poder lograr la detención de los objetivos prioritarios, como lo fue el caso de la aprehensión del líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez Ortiz, ‘El Marro’, ocurrida en Guanajuato, quien era el principal generador de violencia en la zona por el incurrir en delitos de robo de combustible y cobro de derecho de piso.

Por esta razón, en entrevista con La Hoguera señaló que la estrategia de seguridad que ha implementado el gobierno federal seguramente continuará como hasta ahora, porque con esta aprehensión se demuestra que sí funciona siempre que se mantenga la inteligencia, además de que servirá al presidente para abundar en sus dichos de que la política de seguridad es la correcta.

Te puede interesar: ¿Por qué Estados Unidos sería el próximo destino de Rafael Caro Quintero?

Por otro lado, afirmó que la noticia de la detención del capo fundador del Cártel de Guadalajara seguramente será bien recibida por parte del gobierno de Estados Unidos, pues era “sin duda” uno de sus objetivos prioritarios debido a que se le acusa de haber participado en el secuestro, tortura y homicidio del agente de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), Enrique ‘Kiki’ Camarena, perpetrado el 7 de febrero de 1985 cuando trabajaba como elemento encubierto para investigar los movimientos de la organización criminal que era dirigida además de Caro Quintero, por Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo ‘Don Neto’.

“Sin duda es uno de sus objetivos prioritarios solo habría que ver que, justamente hace unas semanas, el gobierno de Estados Unidos pasó de ofrecer 5 millones de dólares por él, a 20 millones de dólares. Eso habla de la importancia”, señaló el catedrático especialista en temas de seguridad.

Estas cifras, recordó, solo son comparables con los 10 millones de dólares ofrecidos por Nemesio Oseguera Cervantes ‘El Mencho’, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), acusado de conspirar para transportar toneladas de cocaína, metanfetaminas, heroína y fentanilo a territorio estadounidense, así como las cantidades de 5 millones de dólares por la ubicación de los hijos de Joaquín Guzmán Loera ‘El chapo’.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones