Connect with us

Internacional

Bolivia y la importancia estratégica del litio

La crisis política en Bolivia que derivó en al renuncia de Evo Morales a la presidencia puede ser leída a partir de los intereses estratégicos que despiertan los recursos naturales del país sudamericano.

Bolivia cuenta con abundantes reservas de gas natural , petróleo, zinc y estaño, recursos que encabezan la lista de sus exportaciones, sin embargo, el litio apenas ha sido explotado en el país que tiene las mayores reservas de este material.

Durante el siglo XX los hidrocarburos trazaron el mapa geopolítico del orbe; algunos gobiernos cayeron y otros se alzaron en la batalla por el control de estos energéticos. Hoy, debido a la escasez de los combustibles fósiles y al límite ecológico impuesto por el cambio climático, algunos materiales como el litio se posicionan para ocupar el papel del petróleo.

El litio, el elemento más liviano de la tabla periódica, es un mineral metálico que en su forma pura tiene un color blanco plata, su composición química favorece la oxidación, por lo que no se encuentra aislado de forma natural. Por sus características conductoras y su elevado potencial electroquímico es ampliamente utilizado en la industria electrónica para el almacenamiento de energía.

En la actualidad, las pilas a base de iones de litio se han vuelto indispensables en la producción de computadoras, teléfonos y relojes inteligentes, sin embargo, la razón por la que es considerado el “Oro blanco” es porque también es utilizado en la creciente industria de automóviles eléctricos, la cual, se espera sustituya a los automóviles de motor de combustión interna en los próximos 20 años.

El valor de este mineral, aunque ha tenido algunas bajas en este año, en general ha mantenido una tendencia a la alza; en los pasados 15 años su precio se elevó geométricamente. Según datos de metalary.com en 2002, el mineral tenía un precio de 2000 dólares por tonelada mientras que en 2018 alcanzó un pico histórico de 16 mil 500 dólares por la misma unidad de media.

Las reservas más abundantes de este material se encuentran en el cono sur del continente americano, en “el triángulo de litio”, área que comprende la zona norte de Chile y Argentina y la parte austral de Bolivia. En la histórica región minera del Potosí, el salar de Uyuni, concentra la mayor reserva probada del metal. Según datos de la U.S. Geological Survey, Bolivia tiene la mayor reserva de este mineral a nivel mundial, con 9 millones de toneladas probadas.

Sin embargo, estas estimaciones podrían ser conservadoras pues en febrero de este año, Luis Alberto Echazú, ministro de Energía del país andino, señaló que con base en un estudio realizado por la empresa estadounidense SRK , la cantidad de litio en la zona lacustre del Potosí podría ascender a 21 millones de toneladas, lo que representaría más del 50% del mineral a nivel mundial.

La revista Forbes calificó a esta región sudamericana como “La Nueva Arabia Saudí del Petróleo Blanco”, en referencia a la, supuestamente, inminente ” Revolución del Litio”, que vendría a sustituir a los hidrocarburos para la satisfacción de las demandas energéticas. El símil, sin embargo, también podría hacer alusión a las implicaciones político-militares que en su momento configuraron al Golfo Pérsico.

Así lo cree José Mujica expresidente de Uruguay quien aseguró el lunes pasado que el “golpe de Estado”, que llevo a Evo Morales a renunciar a la presidencia de Bolivia, tendría su causa en el interés por el litio.

“Bolivia es muy rica, se dice que tiene el 70% del material imprescindible para hacer las nuevas baterías. Todos sabemos que en el mundo hay un cambio energético.. No estoy acusando, porque no tengo pruebas, estoy desconfiando, por la historia”, expresó Mujica a los medios de su país.

En 2013 Evo inauguró la primera planta de carbonato de litio en Bolivia y en 2014, la primera planta piloto de baterías de iones de litio, en colaboración con la empresa alemana SIEMENS. Estas acciones estaban encaminadas a generar la autonomía tecnológica para la extracción y transformación de litio. Es decir, el proyecto de Morales era convertir a Bolivia en un transformador de materia prima y no solo en un exportador como desde tiempos coloniales lo ha sido.

“En el momento que Bolivia haya desarrollado su industria de litio, podrá decidir el precio del mineral en todo el mundo”, declaró Morales en la inauguración de la planta de pilas de iones de litio.

Te puede interesar: Cronología del golpe en Bolivia

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones