Connect with us

Cultura

Alfonso Cuarón, de México para el mundo

Alfonso Cuaron Roma Venecia perfil
Foto: Biennale di Venecia/ Twitter.

A diferencia de Alejandro González Iñárritu y Guillermo del Toro, sus amigos cercanos, Alfonso Cuarón ha desarrollado su filmografía a través de los más diversos géneros cinematográficos. Fue de películas como Y tu mamá también a megaproducciones con fuertes críticas sociales como Hijos de Hombre, cruda y lejos de una película inocente como Harry Potter y el prisionero de Azkaban, dirigida por él en 2004.

Lo que parecía su cumbre creativa llegó con Gravity, protagonizada por Sandra Bullock, y que le valió el Oscar a Mejor Director y le dio al “Chivo” Lubezki su segundo galardón de la Academia como mejor fotógrafo.

Esa cumbre ha sido cuestionada por Roma, la nueva producción del cineasta salido del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM. Un regreso a los años 70 de su niñez y a 1971, el año en que se vivió la Masacre del Jueves de Corpus, recreada a través de la magia del montaje en las calles actuales de la Ciudad de México.

Cuarón creció a unas calles de los Estudios Churubusco. Al llegar al CUEC, ya en su edad adulta, se volvió amigo de Carlos Marcovich (hermano del guitarrista de Caifanes) y de su fotógrafo estrella, Emmanuel.

Su siguiente paso importante sería trabajar en Televisa en La Hora Marcada, en donde conoció a Guillermo del Toro. Luego filmó Solo con tu pareja, que le dio fama internacional y le abrió su primera entrada para dirigir en Estados Unidos.

Unos años después regresó a México (como ha sido su costumbre después de tener éxito con alguna de sus producciones en el extranjero), y ahí filmó Y tu mamá también, en la que trabajó con otros de sus cercanos: Gael García Bernal y Diego Luna, quienes a través de este impulso también empezarían a entrar en el cine internacional, junto con la ayuda que ya había proporcionado la cinta Amores Perros, de Alejandro González Iñárritu, a García Bernal.

Luego de estar en el realismo cómico, pasó a dirigir una película de una de las sagas más exitosas del cine de todos los tiempos. En El prisionero de Azkaban obtuvo la mayor cantidad de dinero en taquilla en la historia del director. La autora de los famosos libros, J.K. Rowling_ eligió a Cuarón por la fascinación que le causó su película La Princesita, basada en una novela del escritor Frances Hodgson Burnett.

Dos años después filmó Hijos del Hombre. En ese año también trabajó en El Laberinto del Fauno, de Del Toro. Mientras, Iñárritu realizaba Babel. Las tres películas fueron presentadas en la misma edición de los Oscar, aunque no fueron premiadas en las principales categorías.

En 2010, después de una carrera como productor y director de proyectos menores, así como parte del equipo que realizó Rudo y Cursi, regresó al cine internacional con Gravity, con la que se acercó a ganar el premio a la Mejor Película, sin éxito. No obstante, ganó el de Mejor Director y el de Mejores Efectos Especiales.

Y este fin de semana ganó El León de Oro en el Festival de Cine de Venecia. El año pasado, Del Toro sorprendió al público con La Forma del Agua. Da la casualidad de que ambas películas fueron presentadas como “las más personales” de ambos directores.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones