Connect with us

Metrópoli

Zoé y Estela, dos casos de violencia de género en CDMX que debes conocer

violencia género
Cuartoscuro

Les han robado la tranquilidad, dicen, con pesar, mujeres que narraron agresiones cerca de estaciones del Metro de la Ciudad de México. Este día, en la conferencia de prensa de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, fueron invitadas dos jóvenes que fueron violentadas cerca de ese medio de transporte, las cuales compartieron sus historias con los funcionarios, medios e invitados. En ambos casos, las víctimas dijeron no sentirse seguras y exigieron justicia para todos los casos reportados, especialmente para aquellas que no corrieron con la misma suerte de recibir auxilio o escapar.

Zoé Valenzuela contó que el día 15 de enero por la noche fue atacada en Metro Coyoacán, decidiendo acudir al día siguiente a las oficinas de la Procuraduría que se encuentran a dos calles del sitio en que ocurrió la agresión y encontró que las autoridades en lugar de recabar la información para comenzar una investigación se le preguntó únicamente sobre si se había consumado el robo de su celular y mochila, sin dar importancia a el agresor quiso obligarla a abordar un automóvil.

Te puede interesar: Sheinbaum anuncia 5 medidas para proteger a mujeres en el transporte público

Ante esa negativa de iniciar investigación como un intento de secuestro, la noche del día 16 escribió en redes lo que había pasado, porque sabía que la autoridad volvería a desestimar su relato, pero consciente de que era necesario compartir su experiencia con sus amigas para que hicieran lo posible por prevenir este tipo de situaciones.

A partir de ese momento, dijo, se dio cuenta, por mensajes que le llegaron, que no era la única víctima de actos similares, ya sea para tocarlas u otro tipo de agresiones, diciéndoles a quienes se acercaban para ayudarlas que era su pareja o su familiar con la finalidad de evitar que estas personas o elementos de seguridad brindaran apoyo a las víctimas.

Considera que existe miedo a denunciar porque se tiene la idea de que nadie pagaría por lo que le sucedió, pero aun así, ella decidió acudir con las autoridades correspondientes para dejar en ellas los antecedentes de lo que está sucediendo en la ciudad, aportando información que permita analizar todos los casos posibles para crear políticas de coordinación entre autoridades y prevenir.

Por su parte, Estela Tagle, estudiante de arquitectura de 21 años, relató cómo el 30 de noviembre fue agredida a un par de cuadras de Metro Chilpancingo, una zona donde siempre se había sentido segura y que es un punto a tener en cuenta de estas bandas, puesto que ha notado que atacan en zonas donde por lo general las mujeres “bajan la guardia”. Así, contó cómo en calle Manzanillo, en una zona que carece de alumbrado público, un hombre de aproximadamente 50 años la atacó por la espalda, tapándole la boca, recargándola con fuerza contra la pared para posteriormente proceder a agredirla físicamente, nuevamente, mordiendo su labio inferior mientras la amenazaba con un objeto que no identificó.

Te puede interesar: Ernestina Godoy anuncia módulos de atención a agresiones a mujeres en el Metro de la CDMX

En un momento, señaló, pudo gritar para solicitar auxilio, haciendo que el agresor errara en la consecución de su agresión, lo cual le permitió correr hasta una tienda de conveniencia donde estaban dos elementos de la policía a quienes pidió ayuda y quienes le exhortaron a no denunciar, porque “no le iban a hacer caso”, solicitándole que les dejara terminar su comida, recibiendo el auxilio de dos señoras que la llevaron a su casa.

Tras relatar la amarga experiencia, expresó cómo desde ese día vive con temor al recordar a su agresor, estando segura de que en ese momento le robaron su tranquilidad puesto que hoy no puede salir a la calle sin temer a cualquier hombre que se acerca a ella o que simplemente lleve una mano en el bolsillo.

No obstante, dijo que sabe de algún modo que es “afortunada” de poder estar relatando la pesadilla que vivió hace unas cuantas semanas, dado que, seguramente, habrá otros casos donde las agredidas estén hoy desaparecidas, por lo cual exigió justicia y pidió que cualquier mujer pueda caminar por las calles sin sentirse vulnerables.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones