Connect with us

Internacional

Trump, dispuesto a imponer una guerra comercial total con China

Foto: Twitter

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mencionó a la cadena CNBC que «de ser necesario» está dispuesto a imponer aranceles a todos los productos chinos importados a EU.

Hace unas semanas, el gobierno estadounidense se decidió por implementar un arancel a los artículos de China pertenecientes a la industria aeroespacial, de tecnologías de la información y la comunicación, de robótica, maquinaria o automoción, entre otros, que sumaban aproximadamente 34 mil millones de dólares en importaciones anuales. Y hace poco, había emitido una nueva lista de productos a los que se les aplicarían restricciones, que llegaría hasta los 200 mil millones de dólares.

No obstante, en esta ocasión declaró en entrevista al medio: «Estoy listo para llegar a los 500”, refiriéndose a la totalidad de los 505 mil millones de dólares de importaciones chinas a Estados Unidos durante el 2017. Además afirmó: “No estoy haciendo esto por política, estoy haciéndolo para hacer lo correcto por nuestro país. Hemos sido estafados por China por mucho tiempo”.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores chino comunicó esta semana que “Pekín presenta una queja en la OMC (la segunda en este año) en relación con las medidas previstas para gravar con nuevos aranceles los productos chinos importados en Estados Unidos por valor de 200 mil millones de dólares”.

Trump plantea negociar primero con México acuerdo comercial

En conferencia de prensa señaló que las medidas tomadas por EU causarían graves daños a las normas del comercio internacional y afectarían los derechos e intereses legales de los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) por lo cual también informó que impondría aranceles a varios productos norteamericanos, incluido el petróleo.

De igual forma, la Reserva Federal de Estados Unidos apuntó este miércoles en el informe anual de su «Libro Beige», que la guerra comercial emprendida por Washington está afectando ya a las manufacturas del país norteamericano y provocando subidas de precios.

“No quiero que ellos tengan miedo, quiero que ellos actúen bien”, agregó el mandatario sobre China. “Realmente me agrada mucho el presidente Xi, pero esto era muy injusto”.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones