Connect with us

A Fuego Lento

RICARDO ANAYA, CELEBRACIÓN EN MEDIO DE LA CRISIS

No es arriesgado asegurar que Ricardo Anaya, el líder nacional en el PAN, esté celebrando estos días.

No hay que olvidar que en medio de la crisis que vive en su partido y de las acusaciones de presunta corrupción, él fue quien puso en la agenda el tema del nombramiento del Fiscal General de la Nación, cuestionando el “pase automático” que permitiría que el actual procurador, Raúl Cervantes, fuera el primer fiscal.

Este jueves 7, el PRI, para acabar con la parálisis que vivía la Cámara de Diputados, anunció que retomará la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para eliminar el “pase automático”

Golpe seco a las aspiraciones del procurador Cervantes –sí, el del Ferrari rojo. Puede olvidarse de encabezar la Fiscalía por los próximos nueve años. Nuevamente Cervantes se queda en la orilla, en el ya merito, como le sucedió cuando quiso ser ministro de la Suprema Corte, ocasión en la que también era respaldado por el gobierno y partido del presidente Peña.

Y este punto se lo puede anotar, sin duda, la operación de Ricardo Anaya. Claro que hubo y hay otros actores —partidos, ONG y organizaciones de la IP— que empujaron fuerte contra el “pase automático”, pero el panista fue quien inició la ofensiva.

Está por verse el costo de este punto a su favor. Esta postura desató el enojo y una dura embestida del tricolor, y son cosas que difícilmente se olvidan.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones