Connect with us

Nación

Perú investiga a casi 500 funcionarios y personas que brincaron la lista para vacunarse contra Covid-19

Foto: Unplash

Perú vive nuevamente momentos convulsos ante las filtraciones e investigaciones a funcionarios de ese país luego de que aprovecharan un complemento de las vacunas de Sinopharm para inmunizarse contra la Covid-19. Esto ha desatado un nuevo cisma político a semanas de efectuarse las próximas elecciones generales del 11 de abril.

El ‘vacunagate’ inició con la publicación en medios peruanos de la versión de que el expresidente Martín Vizcarra había recibido una vacuna contra Covid-19 de Sinopharm. El hecho fue confirmado el 14 de febrero por el mismo exfuncionario.

No obstante, este aseguró que la vacuna se le había puesto como parte de los estudios de fase III de la vacuna china, entonces experimental en Perú. «No se ha obtenido ventaja alguna, y que se trataba de un proyecto de vacuna, que no había pasado por todas las fases para su aprobación», argumentó.

Te puede interesar: Óscar Ugarte es el nuevo ministro de Salud en Perú; el quinto durante la pandemia

El exmandatario sudamericano justificó no hacer pública la situación para no poner en riesgo el desarrollo de los estudios «a nivel mundial». No obstante Germán Málaga, médico responsable de los ensayos clínicos, afirmó hoy que el entonces líder del Perú sabía que la vacuna era activa.

La noticia de la vacunación anticipada y en secreto de Martín Vizcarra provocó que Pilar Mazzetti, ministra de Salud, fuera citada ante el Congreso para un interrogatorio para conocer qué sabía al respecto que incluso el presidente Francisco Sagasti calificó de indignante. Tras insistir en que ella no tenía información, Mazzetti renunció, pero el escándalo creció aún más.

Elizabeth Astete Rodríguez, ministra de Relaciones Exteriores de Perú, presentó a Sagasti su renuncia la noche del sábado 13 de febrero. A través de sus redes sociales, confesó que también se vacunó antes de iniciar el programa nacional para inmunizar contra el coronavirus. Aunque justificó su decisión por cuestiones laborales, esta aceptó que fue un error acceder a la vacuna de manera anticipada.

La renuncia fue aceptada por Sagasti e informó que para entonces también había decidido renunciar el viceministro de Salud Pública, Luis Suárez Ognio.

Ayer, el mandatario peruano se dirigió a la población en un nuevo mensaje. En este, afirmó que se sentía indignado y decepcionado al tener que informar que, de acuerdo con las listas presentadas por la Universidad Cayetano Heredia, fueron 487 personas, entre ellas funcionarios públicos, quienes se aprovecharon de su posición para ser inmunizadas contra la Covid-19.

Francisco Sagasti lamentó que en las listas se confirmara la presencia de Astete Rodríguez entre las personas que recibieron fuera de tiempo la vacuna, así como la de la médica Pilar Gazette, quien afirmaba no tener conocimiento de lo ocurrido apenas unos días atrás.

Te puede interesar: Renuncia canciller de Perú por ponerse vacuna antes de arrancar programa

Los datos hallados fueron enviados a la Contraloría General de la República, al Ministerio Público, a la Procuraduría General del Estado y a la Comisión Investigadora del Ministerio de Salud para la respectiva investigación.

En tanto, por su parte, aseguró que desde el poder ejecutivo se separará a todas las personas involucradas en el suceso, puesto que al no ser capaces de cumplir su deber como servidores públicos tampoco tenían cabida en el gobierno.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones