Connect with us

Internacional

Paga EU con la misma moneda diplomática a Venezuela

Foto: Especial

La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó la expulsión de dos diplomáticos venezolanos: Carlos Ron Ramírez, encargado de negocios de Venezuela en Washington, y del vicecónsul venezolano en Houston, Texas, a quienes les dio 48 horas para abandonar el país.

La decisión del gobierno estadounidense se da como respuesta al decreto del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, que declaró persona no grata al encargado de negocios de Estados Unidos, Todd Robinson, y a Brian Naranjo, también funcionario de la embajada estadounidense.

Con las expulsiones se tensa más la relación diplomática que mantenían las naciones americanas. Ron Ramírez y  Robinson eran los representante de más alto rango de ambos países, ya que Washington y Caracas no intercambian embajadores desde hace ocho años.

El gobierno de Estados Unidos decidió implementar sanciones en contra el país sudamericano como una respuesta a las elecciones presidenciales que se consumaron el pasado domingo 20 de mayo, las cuales Washington calificó de una «farsa» y de las que resultó reelecto Nicolás Maduro.

El martes, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció la expulsión de los diplomáticos durante un acto en el que fue proclamado como reelegido, y aseguró que Robinson ha actuado como «conspirador» en el país caribeño.

El domingo pasado, Maduro acusó a Robinson de promover una conspiración militar en su contra; de ser el encargado de destruir la economía e impulsar la abstención en los comicios presidenciales, cuyos resultados son desconocidos por Estados Unidos, los miembros del Grupo Lima y varios países de Europa.

“Presentaremos pruebas al país de la conspiración (…). Activo conspirador, abusando y violando la ley internacional”, arremetió el mandatario venezolano en contra de Robinson.

Asimismo, el primer mandatario venezolano responsabilizó a Brian Naranjo, también funcionario de la embajada estadounidense, de involucrarse en la política para actuar en su contra en el proceso electoral y a quien señaló como el representante en Caracas de la agencia central de inteligencia (CIA).

A través de un comunicado de prensa, el Departamento de Estado aseguró que «las acusaciones detrás de la decisión del régimen de Maduro están injustificadas».

Del mismo modo, señaló que los diplomáticos expulsados por Caracas «han llevado a cabo sus deberes oficiales de manera responsable» y de acuerdo con las normas internacionales suscritas en la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares.

Mike Pompeo, el secretario de Estado dio aviso hoy al Gobierno del país petrolero de la expulsión de sus diplomáticos. Estados Unidos pagó con la misma moneda a Venezuela.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones