Connect with us

Cultura

Ópera inspirada en El ángel exterminador de Buñuel llega a México

FOTO: KEN HOWARD/ METROPOLITAN OPERA

Del inglés Thomas Adès (Londres, 1971) se ha dicho que es uno de los compositores más influyentes de la última generación con, entre muchas obras, tres óperas a razón de una por década desde 1995. La primera, Powder Her Face, la segunda The Tempest (2004) y la última The Exterminating Angel (2016), basada en El ángel exterminador, una de las obras más polémicas y oscuras del cineasta Luis Buñuel.

Después de su estreno el 28 de julio de 2016 en el Festival de Salzburgo, la última ópera de Adès con libreto de él mismo y Tom Cairns, llegó a la Ópera Metropolitana de Nueva York el pasado 26 de octubre y este sábado 18 de noviembre se transmite en vivo desde el Lincoln Center a más de 2 mil teatros de 70 países, a través de la serie HD Live instaurada por Peter Gelb, gerente de la MetOpera.

Sin duda, el estreno más esperado en Nueva York después del éxito de Adès con The Tempest en 2012, The Exterminating Angel está inspirada en el guion cinematográfico de Luis Buñuel y Luis Alcoriza, Los náufragos de la calle Providencia, que se tradujo en uno de sus más célebres filmes El ángel exterminador (1962).

Foto: Ken Howard/ Metropolitan Opera

También The Exterminating Angel se representó el 24 abril de este año en la Royal Opera House de Londres. Este sábado 18 de noviembre podrá verse en 70 países; en México, simultáneamente, a las 12 horas en las pantallas del Auditorio Nacional, de la sala Julio Bracho de Ciudad Universitaria, y de cines comerciales capitalinos y de los estados.

La cinta surrealista de Buñuel trata de un grupo de burgueses que sin razón aparente son incapaces de abandonar la habitación de una mansión en Ciudad de México adonde fueron invitados a cenar después de ir a la ópera.

Desde niño Adès tuvo mucha cercanía con el surrealismo, debido a que su madre Dawn Adès es historiadora de arte surrealista. Así que como el mismo cuenta siempre fue un fanático de las películas de Buñuel.

Sin embargo, también hay una referencia literaria que no hay que perder de vista cuando se disfrute de esta obra de Adès y es el relato de 1948 de Dino Buzzatti Paura alla Scala (Miedo en la Scala), sobre una noche en la que nadie se atreve a salir del teatro de Milán por una amenaza que no se sabe bien a bien qué es en el exterior; todo termina hasta que un barrendero aparece.

En la ópera de 2 horas 50 minutos, muy apegada a la historia del filme, un matrimonio de clase alta y sus invitados se reúnen a cenar al regresar de Lucia di Lammermoor y después de escuchar una sonata de piano de Pietro Domenico Paradisi se dan cuenta de que no pueden abandonar la habitación en la que se hallan aunque no haya ninguna razón visible que se los impida. Divertidamente, Adès reemplaza por una sonata de su autoría la de Paradisi, pero en el crédito aparece como de compositor napolitano.

A lo largo de toda la obra de Buñuel-Adès, la Ópera, como género, sus grandes personajes y su ambiente están presentes de una u otra forma, como el mismo Thomas Adès ha reconocido: el grupo de invitados regresa de asistir a una función de Lucia de Lammermoor, ópera de Gaetano Donizetti; el personaje femenino principal lleva de apodo La Valquiria, como la ópera de Wagner; hay una Leonora, como en Il trovatore, y un Edmundo, como el personaje de varias óperas, además de que todo el set parece salido de la ópera Capriccio (1941), de Richard Strauss.

Buñuel rodó en México su obra maestra surrealista con Silvia Pinal como La Valquiria, Enrique Rambal, Claudio Brook, Augusto Benedico y Jacqueline Andere, entre otros, con fotografía de Gabriel Figueroa, musica de Raúl Lavista, montaje de Carlos Savage y producción de Gustavo Alatriste.

Sin embargo, en la ópera, Adès redujo de 17 a 12 los protagonistas, un número que para cualquier ópera sería excesivo y las características de algunos las fundió en un personaje, por ejemplo el de cantante de ópera que corresponde a Silvia de Ávila se lo asigna también Leticia, La Valquiria, en función de adelgazar el reparto en el escenario.

Foto: Ken Howard/ Metropolitan Opera

También la partitura de Adés ha causado sensación por el uso de instrumentos no convencionales, como las ondas Martinot, para crear un efecto sobrenatural muy semejante al de la armónica de agua en las representaciones originales de Lucia de Lammermoor, violines miniatura, puertas que se abren y se cierran, todo para romper las barreras invisibles que hay en las orquestas tradicionales, según Adés.

En el libreto de Adés y Tom Cairns el elenco quedó con Leticia Maynar, interpretada por la soprano estadounidense Audrey Luna, quien tuvo antes un papel en The Tempest; Lucía de Nobile (Amanda Echalaz), Silvia de Ávila (Sally Matthews), Francisco de Ávila (Iestyn Davies), Beatriz (Sophie Bevan), Leonora Palma (Alice Coote), Blanca Delgado (Christine Rice), Edmundo Nobile (Joseph Kaiser), Raúl Yebenes (Fréderick Antoun), Eduardo (David Portillo), Alberto Roc (Rod Gilfry), Señor Russell (Kevin Burdette), Julio (Christian van Horne) y Doctor Carlos Conde (sir John Tomlinson).

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones