Connect with us

Nación

“Ni porque pusieron los pomos en oferta hay gente”

Foto: Cuartoscuro

Según la Secretaría de Economía la meta de ventas en la campaña de El Buen Fin 2019 es de 118 mil millones de pesos. El año pasado el resultado fue de 112 mil 400 millones de pesos, 22 por ciento más que el monto logrado en 2017, que fue de 110 mil millones de pesos.

En el segundo día del llamado fin de semana más barato no todos los negocios están cosechando los beneficios del alza al salario mínimo y el adelanto de aguinaldo en algunas empresas.

En un recorrido realizado por La Hoguera en algunos centros comerciales y tiendas de autoservicio se pudo constatar que la mayoría de los establecimientos ofrecían meses sin intereses, algunos tres por dos en varios productos, sobre todo en vinos y licores, y otros, los menos, lanzaron ofertas de 50% más otro 30% adicional en pago de contado y si se optaba por los meses sin intereses el descuento sería menor, de entre 20 y 30%, sobre todo en la tienda de lujo más conocida.

Te pueden interesar: En El Buen Fin cuídate de los meses sin intereses

En cambio, en algunas de las cadenas de autoservicio, uno de los “viene viene” dice, con algo de decepción, que el viernes no llegaron los compradores que esperaban “ni porque pusieron los pomos en oferta hay gente”, comenta a este portal.

¿Pero va a mejorar este sábado, no?, se le inquiere al “viene viene”, quien forma parte del ejército de trabajadores que no tiene ese rango, junto con los empacadores o cerillos, la mayoría de la tercera edad, lo cual ha sido aceptado por la principal cadena minorista Walmart.

El señor que avisa a los automovilistas dónde hay lugar para estacionarse, que ayuda a llevar el carrito a los automóviles y a acomodar las compras en las cajuelas recibe propinas de 5 a 10 pesos por conductor, aunque dice que hay algunos que no dan nada. “Pero así es, el chiste es no desanimarse”, dice resignado pero con una sonrisa y de buen humor.

Por el contrario, las plazas de moda, como una ubicada en Miguel Ángel de Quevedo y Universidad, lucieron abarrotadas y se formaron muchas aglomeraciones. Muchos clientes decidieron estacionar sus automóviles en calles aledañas ya que se les hace caro los 35 pesos por hora que cobra el estacionamiento. Muchos compradores caminaban por la calle llevando bolsas de compras, sobre todo de tiendas de ropa juvenil.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones