Connect with us

Internacional

Líder de #MeToo hunde a Asia Argento

Rose McGowan
Foto:Twitter

En una nueva sacudida al movimiento #MeToo, la actriz y activista Rose McGowan reveló que su pareja fue la que filtró los mensajes sobre el estupro y el abuso sexual que cometió Asia Argento con un menor de 17 años.

«En un instante. Recibí una llamada telefónica y una serie de mensajes de la persona con la que he estado saliendo: Rain Dove», escribió en un mensaje enviado a medios de comunicación. En su carta describe que Asia le confesó a Rain, conocida como la “chica andrógina”, que «efectivamente se había acostado con Jimmy Bennet».

Rain también le compartió a McGowan que Asia le había confesado que había estado recibiendo desnudos «no solicitados desde que (Bennet) tenía 12. Asia mencionó en estos textos que no tomó ninguna medida con estas imágenes».

Asia no habría informado a las autoridades, a los padres y no habría bloqueado al menor. «Ni siquiera un simple mensaje ‘No me envíes estas imágenes. Son inapropiadas’. También se revelaron algunos otros detalles que no estoy en libertad de mencionar en esta declaración ya que los investigadores hacen su trabajo».

Dove le dijo a McGowan que iría a la policía «con estos textos una vez que hubiéramos terminado de hablar, sin importar qué. Pero quería que los tuviera en cuenta para poder tomar otras medidas».

Jimmy Bennett rompe silencio y acusa Asia Argento

McGowan respondió: «Tienes que hacerlo. Debes hacerlo». Ella explicó que no fue difícil apoyar a su pareja: «Lo difícil fue la conmoción de la realización de que todo lo que representaba el movimiento #MeToo estaba a punto de peligrar. Una hora después de que terminara nuestra conversación, Rain Dove confirmó que había entregado los textos y que estaba conversando con los oficiales. Casi 48 horas después, los textos estaban en la prensa».

La autora del documento apuntó que aunque es triste perder la amistad con Asia, «es más triste lo que le sucedió a Jimmy Bennet». Mencionó que aunque se ha corrido la versión de que el chico extorsionó a Asia: «(el abuso sexual) es el tipo de cosa contra la que lucho junto a tantos».

McGowan aseguró que tuvo que dar un paso atrás y darse cuenta que su propio activismo tiene que evolucionar: «Absolutamente no debería haber margen de tolerancia para la agresión sexual».

«Nunca dije ser perfecta. Esta semana, especialmente, me ha hecho aceptar el hecho de que todos tenemos mucho por hacer, incluido yo misma».

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones