Connect with us

Internacional

La trama española para extorsionar a Julian Assange

Foto: Twitter

Luego de que el pasado martes 2 de abril el equipo jurídico del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, presentara una demanda ante la Audiencia Nacional de España contra cinco personas, entre ellos tres especialistas en informática, se dio a conocer la detención del periodista José Martín, mejor conocido como Pepe, por los delitos de extorsión y espionaje ilícito contra el activista australiano.

El comunicador alicantino habría extorsionado presuntamente a Assange con una serie de imágenes capturadas al interior de la embajada de Ecuador en el Reino Unido durante su asilo político, que se prolongó por espacio de casi siete años.

De acuerdo con el abogado de Assange, Baltasar Garzón, Martín actuó junto a cuatro socios más, quienes habrían exigido al activista la cantidad de tres millones de euros a cambio de no difundir las imágenes, así como un conjunto de documentos personales, en los medios de comunicación.

Según reportes de fuentes locales, el editor en jefe de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, se habría reunido con Pepe Martín y sus socios en al menos dos ocasiones, los pasados 2 y 3 de abril, en Madrid.

Durante dichas reuniones, se le habría comunicado a Hrafnsson que Agencia6, empresa encabezada por Martín, estaba en posesión del material, que incluía archivos clasificados, vídeos del fundador de Wikileaks en zonas privadas de la embajada, audios de sus reuniones, fotografías de informes de sus abogados, entre otros.

La detención tuvo lugar en la ciudad de Alicante, al sureste de España, informó la Policía Nacional, que asimismo subrayó que el imputado ya había sido puesto en libertad con medidas cautelares por el titular del Juzgado número 8 de Plaza de Castilla de Madrid.

Además, comunicó que también fue incautada una memoria USB que podría contener información “aún más delicada” que la presentada por el periodista y sus secuaces.

No obstante, la Policía señaló que el contenido del ‘pen drive’, que serviría “para establecer las condiciones de entrega del material”, se mantiene encriptado.

También te puede interesar: Ecuador vulnera Derechos Humanos de Assange: ONU

Según declaraciones del propio Martín, la presunta extorsión “se trataba sencillamente de vender una exclusiva que había obtenido en su condición de periodista”.

Sin embargo, la querella ingresada por Assange y WikiLeaks podría comprometer al gobierno de Ecuador, que habría vigilado los movimientos de Assange durante su estancia en la sede diplomática del país sudamericano en Londres a través de las cámaras instaladas por la transnacional UC Global, empresa de origen español encargada de brindar protección al activista, así como por medio de la ecuatoriana Promsecurity, que habría registrado el audio de sus conversaciones privadas, incluyendo las que mantuvo con sus abogados.

Por otra parte, en tanto que la querella se presentó en la Audiencia Nacional, será hasta el próximo lunes 6 de mayo que se resolverá si es este tribunal al que corresponde la instrucción final de la causa, que ha sido declarada secreta.

El arresto de Pepe Martín se da en la misma semana en la que el propio Assange es acusado de violar las condiciones de su libertad condicional y condenado a permanecer cincuenta semanas en prisión por tal motivo.

Asimismo, Martín ya había sido vinculado a un proceso judicial en 2007 por simular el robo de unos muebles de la herencia de la también periodista y locutora Encarna Sánchez, así como por una presunta estafa perpetrada contra los dueños de la vivienda en la que se encontraba el mobiliario. Por ambos delitos, el periodista fue condenado a tres años de cárcel.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones