Connect with us

A Fuego Lento

La carambola de Aureoles se lleva al PRD, al Frente y a Anaya

Foto: CUARTOSCURO

Silvano Aureoles sacudió al Frente a escasas 24 horas del debate presidencial donde Ricardo Anaya quiere, y debe, posicionarse como la carta fuerte que puede frenar la llegada de López Obrador a Los Pinos. Nada mal para alguien a quien el candidato y su gente ya no contaban como un factor relevante.

Una de las principales razones para esta movida por parte de Aureoles es que, simplemente, las relaciones con Ricardo nunca fueron del todo bien. Como pasó con otros perredistas que prefirieron dejar su casa política antes que ver a Anaya ocupando su antigua casa.

De inmediato hubo quienes apuntaron a la cercanía de Aureoles con Enrique Peña Nieto para explicar este cambio de 180 grados. Desde antes de llegar al palacio de gobierno ya se hablaba de que Silvano mantenía una muy buena y, sobre todo, estrecha relación con el presidente.

Gente cercana al gobernador comenta que este movimiento llegó como un gran respiro para para la campaña de José Antonio Meade y para el PRI en general. Mañana, el candidato que se vende como el creador de uniones y puentes se parará en el debate con el respaldo de 16 mandatarios estatales. Algunos van de salida, pero siguen gobernando.

El punto es el debate. Ricardo Anaya, siendo como es, seguramente lleva toda su vida preparándose para el debate presidencial. Ahora le tocará demostrarlo porque, prematuramente, mañana se juega todas sus cartas. Porque sus rivales pueden tener, y es casi seguro que la tienen, una carta bajo la manga con su nombre.

Silvano ya no contaba para Ricardo. Pero lo terminó descontando.

Y ahora habrá que esperar, además, qué otra sorpresa tiene el PRI guardada para acabar de bajar de la nube a Anaya este domingo, en el debate.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones

Copyright © 2017 - 2018 La Hoguera

CLOSE
CLOSE