Connect with us

Internacional

Google encubrió casos de abuso sexual de directivos

Foto: Especial

El gigante de los buscadores Google protegió a tres ex ejecutivos después de que fueran acusados de abusos sexuales por trabajadoras de la propia compañía, así lo reveló este jueves  el diario The New York Times.

Una investigación realizada por el medio arrojó que los tres directivos abandonaron Google acompañados de compensaciones millonarias mientras la compañía intentaba silenciar las denuncias.

Uno de los directivos acusados fue Andy Rubin, creador del sistema operativo Android. Rubin se despidió de la compañía con un paquete de compensación que asciende a 90 millones de dólares. Una suma que el ex directivo ha percibido a plazos: dos millones de dólares cada mes desde 2014.

Amit Singhal, otro de los directivos fue despedido en condiciones similares a las de Rubin mientras que David C. Drummond fue ascendido por el gigante tecnológico.

Cuando Rubin fue despedido se omitió que fue acusado de haber tenido un comportamiento sexual inapropiado con una trabajadora del equipo de Android.

La mujer, con la que Rubin había mantenido una relación sentimental, denunció que el ejecutivo la obligó para que le hiciera una felación en una habitación de hotel en el año 2013, la cual fue confirmado por otros dos altos ejecutivos de la compañía.

Según la investigación periodística Google confirmó dicha versión, luego de lo cual el entonces director ejecutivo de la compañía, Larry Page, solicitó la dimisión de Rubin.

Cabe mencionar que el diario estadounidense ha tenido acceso a varios acuerdos de confidencialidad donde quedaron registrados todos los hechos.

Las acusaciones eran lo suficientemente graves como para que no hubiera sido considerado despido improcedente. Es decir que Rubin debió haber sido despedido sin compensación monetaria.

En cuanto a las víctimas, fueron trasladadas a otros departamentos o se vieron obligadas a dejar la empresa sin ningún tipo de compensación económica.

El portavoz de Andy Rubin, Sam Singer, negó las informaciones publicadas por The New York Times y ha asegurado que el fundador de Android en ningún momento fue informado de que se hubiera emitido una denuncia en su contra por abusos sexuales. Según Singer, Rubin dejó Google por decisión propia.

Amit Singhal, uno de los vicepresidentes de la compañía y jefe del Departamento de Búsqueda durante más de 15 años fue acusado en 2015. Una trabajadora de la compañía aseguró que Singhal la agarró indebidamente e intentó besarla durante un evento de la empresa.

Google puso en marcha una investigación que concluyó que el entonces vicepresidente presentaba síntomas de embriaguez en el momento del incidente y que no había testigos que pudieran confirmar la versión de la joven denunciante.

Sin embargo, Google estableció en su informe final que las acusaciones eran creíbles. Por lo que la empresa aceptó la dimisión de Singhal, que incluía una retribución económica millonaria a cambio de que no se fuera a trabajar para la competencia.

El tercer caso es el de David C. Drummond, quien reveló que tenía una relación con su subordinada de Recursos Humanos, de acuerdo con las políticas de la empresa está estrictamente prohibido las relaciones sentimentales entre trabajadores.

A pesar de ello, la pareja no fue despedida, ambos fueron cambiados de departamento. Drummond fue ascendido, mientras que su por entonces pareja, Jennifer Blakely, fue trasladada a un puesto inferior en ventas.

Drummond es el principal consejero legal de Alphabet (empresa matriz de Google) y dirige el fondo de inversiones de la compañía.

«Uno de nosotros tenía que dejar el Departamento Legal en el que trabajábamos», comentaba Blakely al NYT en una entrevista. «Estaba claro que no iba a ser David». La joven renunció un año después de lo sucedido con David.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones