Connect with us

Internacional

Comercios en Francia abrirán el 11 de mayo; bares y restaurantes aún no

Comercios en Francia abrirán el 11 de mayo; bares y restaurantes aún no
Foto: Especial

El primer ministro Édouard Philippe dijo este martes mediante un discurso en la Asamblea Nacional, que Francia comenzará a abrir sus escuelas, comercios, bibliotecas y pequeños museos a partir del 11 de mayo, como parte de la primera fase del desconfinamiento. Además, prevé que hasta el 2 de junio los bares y restaurantes continuarán cerrados.

Philippe aseguró que ante la posibilidad de que la pandemia por Covid-19 diera signos de rebotar, el regreso a la normalidad será gradual y por territorios. El plan de vuelta a la normalidad iniciará con la reapertura de escuelas secundarias o de parques públicos.

El gobierno francés estimó que a partir del 11 de mayo próximo además del plan para regresar a la normalidad, se llevarán a cabo 700 mil tets a la semana para verificar si las personas que han salido del confinamiento no cuentan con síntomas del Covid-19. En caso de hallar casos positivos, estos regresarán al aislamiento ya sea domiciliario o en hoteles confiscados por el Estado.

Édouard Philippe afirmó que ampliar el confinamiento llevaría al país al colapso y reveló “tendremos que vivir con el virus”. Hasta el momento el aislamiento ayudó a salvar 60 mil vidas durante marzo, pero la nueva estrategia ahora “se resume en tres palabras, proteger, hacerse tests y aislar”, aseguró el primer ministro.

También se reconoció que las misas religiosas seguirán suspendidas hasta próximo 2 de junio, las playas permanecerán cerradas, y el gobierno continuará clausurando teatros, cines y salas de fiesta con la finalidad de evitar la aglomeración de personas, el regreso que se prevé para el próximo 11 de mayo será paulatino. En tanto, afirmó que las Ligas de deportes hasta el momento no se reanudarán.

El jefe de Gobierno añadió que los propietarios de un negocio podrán impedir la entrada a quien no lleve puesta una mascarilla y apuntó que los ayuntamientos podrán decidir sobre la apertura de centros comerciales de más de 40,000 metros cuadrados en los que podría haber aglomeraciones de gente.

En cuanto al transporte público, también se pedirá obligatoriamente el uso de mascarillas y los distintos operadores deberán organizarse para permitir que se respete la distancia social, lo que podría implicar que se reduzca por ejemplo la capacidad del metro parisino, dejando un asiento de cada dos libre.

El primer ministro explicó que el retorno a la normalidad se dividirá en dos sectores “verdes” y “rojos”, como medida estratégica en función de la incidencia de la pandemia en cada uno de ellos. Por lo que, el próximo 7 de mayo, se evaluarán tres criterios para decidir si la desescalada se practica de forma amplia -en los departamentos «verdes»- o restringida -en los «rojos»-, si la circulación del virus sigue activa, si la capacidad de las unidades de cuidados intensivos está bajo presión y si el sistema local de test de detección está listo.

Philippe, reveló que «si los indicadores no están a punto, no habrá desconfinamiento el 11 de mayo», al tiempo que adelantó que la primera fase de la desescalada se prolongará hasta el 2 de junio. El lema de la nueva etapa será «proteger, testar y aislar», además del uso generalizado de mascarillas y sólo de uso obligatorio en el transporte público.

TE PUEDE INTERESAR: Covid-Free, la tendencia turística para reactivar la economía

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones