Connect with us

Estados

Linchan en Puebla a 2 presuntos “robachicos”; los queman vivos

Foto: Twitter

Otra vez Puebla fue escenario de la mal llamada “justicia por propia mano”. La tarde de este miércoles un grupo de aproximadamente 150 vecinos del municipio de Acatlán de Osorio prendieron fuego a dos hombres que fueron acusados de querer robarse a dos menores de edad de la comunidad de San Vicente Boqueron.

El linchamiento fue frente al Centro de Readaptación Social (Cereso) de la zona; de acuerdo con la policía municipal los vecinos ingresaron a la penitenciaría y sacaron del lugar a los dos hombres, para prenderles fuego aún con vida; decenas de personas presenciaron el hecho sin que alguna pudiera detener la violencia.

Los presuntos plagiarios fueron identificados como Alberto “N”,hechos años de edad, y Ricardo Flores “N”, de 22 años, quienes perecieron a causa de los golpes y las graves quemaduras en sus cuerpos.

Una hora antes los acusados habían sido interceptados por los habitantes de San Vicente Boquerón, esto luego de que fueran acusados del rapto de los menores utilizando una camioneta Ford Explorer.

Los vecinos obligaron a bajar del vehículo a los hombres, los cuales fueron llevados hasta el Cereso Regional de Acatlán de Osorio. Aunque los presuntos delincuentes ya estaban en manos de las autoridades, afuera los vecinos convocaron a una multitud enardecida que al final extrajo a los acusados del penal y los quemó. La camioneta, al igual que los cuerpos, ardió ante las miradas de los victimarios.

De los supuestos niños raptados no se tiene información, ya que las autoridades no han confirmado el robo.

Los familiares de los linchados exigen justicia a las autoridades; afirman que eran campesinos originarios de la comunidad de Tianguistengo y que habían viajado a Boquerón “para hacer un mandado”, y no para cometer un crimen.

Las autoridades no se enteraron de los hechos

El gobierno estatal lamentó los sucesos que ocurrieron en el municipio de Acatlán de Osorio y responsabilizó a las autoridades municipales de no detener a la turba a tiempo, antes de que se cometieran los homicidios.

De la misma forma el gobierno de Puebla informó que la autoridad municipal no siguió los protocolos establecidos por la administración estatal, ni en tiempo ni en forma.

No hubo intervención de negociadores para establecer el diálogo con el grupo creciente de personas, y tampoco se informó de los hechos a la Secretaría de Seguridad de Puebla y a la Secretaría General de Gobierno del Estado.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones

Copyright © 2017 - 2018 La Hoguera